En el aeropuerto de San Francisco se ha puesto máquinas expendedoras de iPods, teléfonos móviles y cámaras digitales, junto a las de Coca-Cola, Kit-Kat y otras porquerías procesadas en bolsas Tetra-Pack.

Lo bueno es que no es necesario meter 299 dólares en monedas para comprarte un iPod de 20GB, ya que las máquinas sí aceptan tarjetas de crédito. Me pregunto ¿cuál será el código secreto de éstas?

(Vía Engadget)