Este es un CD player al que le "insertas" los discos de la misma manera que pones el pan a tostar. Tiene las funciones típicas y básicas de cualquier reproductor de discos compactos, además de radio AM/FM y sus propias bocinas (parlantes). A 129 dólares es un poco caro considerando que en 2 o 3 años el aparatito será obsoleto.

Aunque si el aparato grabara música en los CDs, sería mucho más interesante.

(Vía Red Ferret Journal)