Días atrás Jon Johansen, creador del famoso DeCSS DVD se las ingenió para hacer una nuevo acceso al iTunes Music Store que no necesita el iTunes y por medio del cual se pueden comprar canciones de la tienda sin ningún tipo de protección de manejo digital de derechos (DRM). El nombre de la aplicación es PyMusique y la filosofía del proyecto es (a) permitir que otros sistemas operativos que no sean Windows o Mac OS X puedan comprar canciones en línea en la tienda de música en internet más famosa y (b) demostrar que el uso de DRM para canciones es inservible.

Tres días después Apple bloqueó y "solucionó" el hueco de seguridad que permitía que PyMusique funcionara; obviamente no les agradaba que gente pudiera comprar canciones y que estas estén sin restricción alguna. Si compras una canción en el iTunes Music Store puedes copiarla a un número limitado de computadoras pero con el PyMusique esta limitante era eliminada. Ahora, para poder accesar a la tienda de música de Apple es obligatorio el uso del iTunes 4.7.

Pero ayer Johansen volvió a atacar, descifró el sistema de encriptación que usa Apple y lanzó una nueva versión del PyMusique que te permite conectar al iTunes Music Store de nuevo.

El problema no son los piratas, ni las personas que deciden bajar música de internet en vez de comprar un CD con precio inflado. El DRM es un error, es asumir que todos somos culpables y que todos somos ladrones. Mientras más populares se hagan las tiendas de música en línea más formas de "saltar" la protección de derechos digitales aparecerán.

Participa en la conversación

2 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Me gusta creer que Apple tiene un contrato firmado con las discográficas en el que se establece que usarán un DRM para las canciones. No es más que un intermediario que está aprovechando la coyuntura pero dudo que pueda presionar para poder vender canciones «abiertas», o lo toma o lo deja. El primero que reconoce la inutilidad de estas protecciones es Jobs, pero las discográficas… ése es otro cantar.