Hace casi tres años, cuando Moby lanzó 18, tuve una conversación con un amigo sobre como algunos elementos del disco sonaban muy a David Bowie. De hecho, ese disco para mi sonaba más a Bowie que el mismo Heathen, que salió más o menos a la vez. Junto con Flamingos de Bunbury, tengo esos tres discos en un minidisc y me parece que funcionan bien agrupados. Muestran como diferentes artistas pueden llegar al mismo “lugar” mediante diferentes caminos. Algo parecido a lo que sucedió al principio de los noventa con Songs Of Faith And Devotion (Depeche Mode), Achtung Baby (U2), Welcome To Wherever You Are (INXS) y Dynamo (Soda Stereo).

¿Por qué traigo a colación todo esto? Hotel, el nuevo disco de Moby, es también una especie de tributo/imitación. Como dice esa cita famosa: “la imitación es la forma más sincera de halago”. Pero en este caso el sujeto es New Order.

Desde hace un par de discos Moby ha encontrado su nicho. Ha desarrollado su estilo y cuando escuchas su material enseguida lo identificas. Después de los trabajos más dance o trance (esas distinciones son medio inócuas) de la primera mitad de sus carrera, el tipo encontró su huequito. Al igual que en 18, hay menos samples, por lo menos esos samples de blues que le encantaba usar. Pero no por eso deja de ser Moby, electrónico. Y una buena escuchada.

Y así regreso a las comparaciones a New Order del principio de esta reseña. Ojo que no digo plagio (como en el caso de “Talk” de Coldplay tomando *prestada* “Computer Love” de Kraftwerk), pero para quienes gustan de la legendaria banda de Manchester, no va a ser difícil entender a que voy. Canciones como “Lift Me Up” o “Very”, aparte de ser sencillamente buenas, evocan el sonido más clásico de Bernard Sumner y compañía.

Y en la casi mitad del disco, donde hace 20 años hubiera estado el cambio de lado del LP, está *ese* cover - una versión de “Temptation”. Ya en el pasado Moby había cubierto a Joy Division e incluso tocado con New Order y esta canción no hace sino afirmar esa admiración por la banda. Para los que no la identifican, la versión original de “Temptation” fue utilizada en el soundtrack de Trainspotting muy efectivamente (reemplazando al tema de Joy Division que es mencionado en el libro), aunque quizás esta versión hubiera sido mas apropiada. La disminución del tempo y la eliminación de la mayoría de instrumentos, aparte de ser cantada por una mujer, vuelven a la canción en una criatura mucho mas delicada. Incluso dulce.

Casi a la vez que sale este disco, New Order lanza su nueva producción, Waiting For The Sirens' Call. Luego de que la banda estuviera parada por una década, regresaron en el 2001 con Get Ready. Pero mientras ese disco mostraba el lado más rockero de la banda, este disco hará felices a quienes anhelaban escuchar al New Order de “Bizarre Love Triangle”. El New Order de los sintetizadores y no el de las guitarras, descendiente directo del grupo de Ian Curtis. “Krafty”, el sencillo, es una de esas canciones clásicas de ellos que te enganchan enseguida. Canciones que cantan al estar felizmente enamorado, sin que te llenen de caramelo las orejas y los parlantes.

El lado mas estridente, y a falta de mejor palabra, agresivo, no esta olvidado: “Hey Now, What You Doing?” podria ser una cancion de los primeros discos, cuando Joy Division era aún un recuerdo fresquito. “Morning Night And Day” es igual de afilada que “Blue Monday” pero con menos teclas e incluso tiene una guitarra que es puro *garage*. Y la última canción del disco, “Working Overtime” es sencillamente rock. Y lo que el experimento con Bobbie Gillespie en el disco anterior debería haber sido.

Con todo, dos buenos discos. Y funcionan bien grabados en un minidisc, uno tras otro.

Cuídense.

Participa en la conversación

15 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Me rehusaba a escuchar el disco por pensar en que Moby era un copión pero es realmente bueno, tiene lo suyo y le da su lugar a New Order con Temptation…

  2. hasta que por fin alguien responde a que suena este disco …….. excelente por cierto

    me aclaraste el panorama…..

    ya van dos pana jejejejejej

  3. Redios, pienso exactamente lo mismo, he metido en google la palabra «moby» a ver si alguien estaba de acuerdo conmigo en que este nuevo disco de Moby es una especie de tributo a New Order. La canción «Where you End» es una joya y pasaría perfectamente por un tema de New Order. No puedo parar de escuchar este nuevo disco, harto de la mediocridad que nos invade últimamente por fín sale algo decente.

    Ya no me siento tan solo.

    Un saludo.

  4. Gil, Me lo temia colega (así llamamos a los compadres ;-) ). Eso es el precio a pagar por ser un geek impaciente, por ser el primero en comprar cosas que meses despues ya no sirven y que son 10 veces más baratas. Aguantaré con mi «minidisc-armatroste» hasta que sucumba a este objeto (blanco) del deso. Aunque como tu, no lo tengo muy claro.

  5. Richard: malas noticias compadre. Tu unidad funciona con el formato original, es decir Minidisc a secas.

    Estas encasillado dentro de la capacidad marcada en el disco 60 (casi desaparecido), 75 o 80.

    La mia aunque tambien es una unidad viejita, es un poco mas reciente que la tuya y ofrece las opciones LP. Junto con un link via USB a la computadora. Pero como te decia, ya hay opciones mejores(y mas caras = HiMD)- si es que, igual que yo, eres cabeza dura y te rehusas a pasarte a, digamos, un iPod.

    Asi y todo, con lo bueno que es el formato, creo que vamos a acabar junto con el Betamax.

    G.

  6. Gilberto, Vaya, muchas gracias por esta rapidissima respuesta. Tengo un mini-disc desde hace años (KENWOOD DMC-G7R) y siempre me ha parecido un sistema genial. No entiendo muy bien si lo podré hacer con el material del cual dispongo, si tendré que bajarme algun software… investigaré pero me temo lo peor.

  7. Richard:

    Desde hace unos anios, hay lo que Sony llama MDLP. Basicamente, com dices tu, la unidad (o el software, dependiendo de la fuente) duplica la capacidad del disco (LP2) o cuadriplica (LP4). Obviamente, pierdes calidad de audio, especialmente con LP4.

    Yo no soy audiofilo, no en extremo por lo menos, y LP2 suena bastante bien. A un disco de 75 le puedes sacar 300 mins, a uno de 80, 320.

    Recientemente Sony lanzo HiMD, basicamente los ultimos manotazos de ahogado del formato, y me parece que ademas de ser reverse compatible, le puedes meter 1Gb a cada disco HiMD. Incluso puedes re-formatear MDs regulares para extenderles la capacidad.

    Ahora, vaya Ud a saber porque no se les ocurrio saltarse ese paso y no marketear al nuevo UMD (parte del PlayStation Portable, PSP) como el siguiente paso… A Sony parece que le encantan hacer estas cagadas y hacer que el consumidor lidie con 87654 diferentes formatos de media.

    G.

  8. Yo solo me preguntaba como consigues meter todo eso en un mini-disc. Personalmente no consigo meter más de un CD en un mini-disc. ¿Le aplicas algún tipo de compresión? ¿Con qué?

  9. De acuerdo con todo amigo!! Menos con la fecha de publicacion del 18 de Moby. Ayyy amigo, si hiciera solo dos años que salio ese disco… jejejej… :) Gran combinacion con Bumbury, si señor.

  10. Hombre yo no me refiero al Sr. Melville punk (Vatican Commandos) ni a las grabaciones imposibles de conseguir.

    Cuando digo Moby temprano, primera mitad de la carrera, digo 91-96, quizas 97. Cuando el Moby de hoy comienza a tomar forma.

    No es para nada oculto su pasado, independiente de su calidad como musico, Moby es un tipo aburridisimo y repite las mismas vainas siempre. Que era ultra-cristiano, que es vegetariano, que tiene un saloncito de te, que es vecino de Bowie. Entre eso y la vagancia de lso reporteros…

    G.

  11. Un apunte sobre Moby… la primera mitad de su carrera no fue ni dance ni trance, fue heavy – punk – metal – rock duro – ruido …. es el pasado oculto increíble…

  12. De acuerdisimo con lo que puntualizas sobre moby… me encanta como evoca a sus bandas favoritas de una u otra forma. Por el fue que conoci joy division :$