Ayer las 3 principales agencias de fotografías (AP, AFP y Reuters) distribuyeron fotos y notas acerca de un soldado estadounidense secuestrado, lo cual no solo es mentira sino que las imágenes que acompañan a la noticia son las de un soldado de juguete, llamado Maldeman, sentado y una manta negra en la pared con inscripciones islámicas.

Una búsqueda en Google News muestra algunos medios informativos digitales los cuales no dudan de su veracidad, por ejemplo Prensa Latina:

En la foto se observa al soldado en cuestión sentado en el suelo, con uniforme de campaña, las manos atadas y un fusil que le apunta a la cabeza.

Medios de prensa que aludieron al mensaje consideraron posible el hecho de que los captores tenga a otros soldados secuestrados, algo que se deja entrever en el texto, del cual es casi imposible confirmar integralmente su veracidad.

El documento afirma que los insurgentes del Batallón Jihadi, pertenecientes a una Brigada de Mujaidines (guerrilleros de la fe islámica) capturaron al militar estadounidense, "tras matar a un número de similares y capturar al resto".

Hay que ver como se toman en serio las noticias que ni si quiera se han podido confirmar. En el fondo preocupante de esta situación es la poca responsabilidad que tienen los medios, se lavan las manos culpando a las agencias, demostrando, "por default", que ni si quiera se toman la molestia de leer lo que publican.

Más información de esto en Microsiervos, Mala Prensa, Caspa.TV, El Mundo (que ahora explican como pasó, pero también la publicaron en un inicio).

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.