Isabel Hidalgo de Quintana publicó hace unos días una comparativa de empresas de hosting en Alzado. El método muy simple: envió un email con ciertos requerimientos a algunas compañías de hospedaje unas en Estados Unidos y otras en España a horarios que no son de oficina y esperó contestación. Isabel concluyó que las empresas americanas son mejores ya que estas contestaron mucho más rápido y ofrecen más que las españolas.

El problema de medir compañias de esta manera es que estás considerando un lado del negocio que no es representativo como tal. Aunque estoy de acuerdo y siempre se ha sabido que las empresas de hosting basadas en España (eso significa que sus recursos técnicos y humanos se encuentran en ese país) casi siempre son inferiores a las que están dentro de Estados Unidos, yo nunca llegué a la conclusión debido a que tan rápido me contestaron o que tanto me ofrecen. Las empresas que ofrecen mucho no equivalen a empresas que son buenas, es decir que el "más es mejor" no es real cuando hablamos de hospedaje en internet.

Isabel olvidó aspectos importantes e imprescindibles que debes de considerar antes de contratar el servicio con una empresa de hosting:

  • ¿El soporte técnico es igual de rápido que el de pre-venta (pre-sales)? -- Muchas empresas de hosting contratan a 1 persona para que conteste lo más rápido posible preguntas de pre-venta, pero su departamento técnico deja mucho que desear.

  • ¿Cuál es el tiempo de respuesta máximo del soporte técnico? -- ¿La empresa de hosting tiene una garantía de tiempo máximo de contestación?

  • Mide la empresa por calidad y no por cantidad: ¿El trato es bueno? -- ¿el equipo de soporte técnico es paciente? -- ¿tienen panel de control? (muchas no) -- ¿es amigable? -- ¿cuáles son los comentarios de la empresa en WebHostingTalk?

  • ¿Qué metodo de soporte técnico ofrecen? -- Muchas empresas de hosting creen que están metidos en un negocio tradicional y su método primario de atención técnica es vía telefónica, esto sucede en todas partes del mundo. Muchas ya ofrecen atención por mensajería instantánea o por medio de un buen sistema de tickets de soporte.

  • ¿Dónde están los servidores y qué característica tienen? -- Un negocio en España no es garantía de servidores lentos, uno en Estados Unidos no es garantía de servidores rápidos.

  • La empresa ofrece muchos recursos por muy bajo costo: ¿no están saturando y sobrevendiendo? -- Las historias de compañias pequeñas de hosting en Estados Unidos que venden recursos de hospedaje demasiado baratos y quiebran a los pocos meses son muy comunes.

Conclusión: si te dan 3,000mb de hosting por 9,95 dólares no significa que la empresa sea buena, de hecho probablemente sea muy mala. Isabel defiende a Hostony.com sobre las españolas pero resulta que ellos borran cuentas de clientes sin avisar o meten 500 sitios en un solo servidor. ¿De qué sirve tanto espacio, si de repente pierdes todos tus archivos y no te contestan por tales acciones?