Otra razón más por las cuales los geeks no deberían ser padres:

En lo que parece una nueva y extraña tendencia de usar marcas tecnológicas como nombres (que seguramente inició en Manabí, Ecuador donde la gente suele llamarse Energizer Andrade o Michael Knight Perez) una pareja rumana decidió ponerle a su hijo Yahoo, por la simple y sencilla razón de que se conocieron en el servicio de citas del portal.

¿Cuánto falta para que aparezca una niña o niño llamado Google?

(Vía Techdirt)