Dos ejemplos de periodismo irresponsable en dos medios distintos, de dos diferentes países, en dos temas diferentes:

  1. Julio Orione escribe un artículo sobre Firefox en Clarín de Argentina, después de usarlo decide recomendar Internet Explorer ya que visitó un par de sitios que, al estar mal hechos, no funcionaban con Firefox, (de hecho sólo en IE). Para hacerlo aún peor le pregunta a un "experto" quien recomienda "instalar el Mozilla Suite", cuando cualquier un experto de verdad (y no tanto...) saben que los dos navegadores usan el mismo motor de render de páginas web. Pero lo que molesta más es que califique al Internet Explorer como "confiable", cuando este es la puerta grande de entrada de virus y spyware. La blogosfera ya reaccionó.

  2. Eduardo Varas escribe lo que probablemente es el peor artículo sobre weblogs que he leido, publicado en El Comercio de Ecuador. La falta de conocimiento e investigación llega al punto de vergonzoso. Hay perlas como "Los blogs no son páginas web. Son una especie de diarios personales digitales en la red". ¿Hasta cuándo? -- ¿Qué hace falta para que al menos un periodista entienda lo que es un blog? -- El artículo se centra en bloggers con enfoque incorrecto, pobre y superficial haciendo entender que los blogs solo están para hablar de vidas personales, cuentas de internet pirateadas o sexo. A diferencia del primer caso, la reacción es mucho menor, pero me llama mucho la atención que hay un grupo de personas que defienden el artículo (en especial los entrevistados, ver los comentarios de los dos posts). ¡Hay que ser más críticos!.

En muchos casos los bloggers tenemos (para bien o para mal) este nuevo poder de opinión que debe usarse. Es importante descalificar la mala prensa, intentar mejorar la calidad periodística, no reemplazándolos, sino haciéndolo un medio más democrático. No porque aparecemos en un artículo, porque se hizo el esfuerzo, o porque el editor pidió que se cambie todo (la clásica excusa del periodista) debemos de "perdonar" la mala calidad.