A partir del nofollow propuesto por varias empresas en internet, incluyendo Google, Six Apart y Yahoo, ha surgido una avalancha de opiniones a favor y en contra: por un lado está la idea de "quitarle el caramelo" a los spammers impidiéndole obtener PageRank enviando comentarios con la única razón de generar más enlaces entrantes a su sitio suena sumamente atractiva y sobre todo efectiva. Por el otro lado están los que no creen en el método, explicando que el PageRank no sirve y que el nofollow no es la solución.

Dejando a un lado las opiniones a favor y en contra, e independientemente de la posición que se tenga, me ha llamado fuertemente la desesperación que reina por un enlace y en algunos casos por el PageRank. En casi todas las opiniones leidas se intenta demostrar la importancia que tiene un enlace de un sitio a otro, por la misma naturaleza hipertextual del web, en que todo está conectado por medio de (valga la redundancia) enlaces, lo cual es totalmente cierto pero que parece ser que está siendo utilizado como el alegato para demonizar posturas de ciertos editores de sitios y weblogs.

¿Está realmente satanizado el campo del URL?
Tanto para el editor de Isopixel como en un blog llamado Historias Perdidas el campo de "URL", donde pones la dirección de tu sitio está totalmente satanizado. Hay dos argumentos: El primero se basa en que, al "enmascarar" una dirección, esta pierde valor, tanto en PageRank, como en el aspecto semántico del enlace. Aquí es donde empieza mi preocupación: ¿son los comentarios únicamente para obtener una mejor calificación en el sistema de calificación de sitios de Google?, como bien lo explica Mariano:

Cuando dejo un comentario en un blog, no espero subir en un "ranking" de citaciones, solo espero o sumar algo de valor a las ideas y pensamientos de otro blogger… o hacer alguna pregunta, pedir ayuda para que me despejen dudas o simplemente dejar algo que sirva si, incluso los saludos y las felicitaciones.

Tanto en Isopixel como en Historias Perdidas hay una fuerte problema de ideas y conceptos: mientras aseguran que por medio de comentarios han conocido nuevos weblogs, agradecen la aportación de opiniones y aseguran que esto es lo más importante, por otro lado condenan fuertemente a los que usan el "enmascaramiento" de enlaces en comentarios (los dos citan a minid.net) por la simple y sencilla razón de que "no comparten el PageRank". Si lo importante son las opiniones y discusiónes, ¿por qué se le da tanta relevancia a un link en los comentarios?; Además que nada está más alejado de la verdad: Ninguno de los enlaces en los posts de minid.net tiene esta característica, lo cual significa que cada sitio enlazado es afectado por el pagerank del blog.

En Historias Perdidas se asegura:

Al darle click sobre mi nick o nombre que deje en el campo Nombre, deberia esta un vinculo hacia mi sitio, y asi todo seria mas accesible, ayudamos a buscadores a saber mi dirrecion (...) [pero] en vez de encontrar mi URL encontramos un feo hash que es convertido en nuestra url.

Lo que se intenta decir es que el hash impide que lectores y buscadores no sabrán la dirección debido a esto. Lo que el autor de post no considera es que al 99% de las personas que hacen click en los enlaces les importa poco o nada si el URL está codificado o no. Lo que importa es llegar. ¿Que los buscadores no sabrán tu dirección? -- Eso es una fuerte exageración. Los buscadores no dejarán de funcionar por enmascaramientos en los comentarios de un blog.

Los comentarios son solo conversaciones, la calidad es lo que importa
La realidad es que los comentarios son conversaciones y complementos de los temas que el editor de un weblog propone y no un método de marketing de otros bloggers para promocionar su sitio. La realidad es que el peso y fama de un weblog no consiste en los comentarios que deja en weblogs famosos, sino en la calidad que destilan sus contenidos. Desgraciadamente estas posiciones únicamente me hacen pensar que a falta de enlaces en weblogs conocidos, se recorre a buscarlos de manera forzada y que mejor manera que generarlo tu mismo, poniendolo en los comentarios. Realmente espero estar equivocado.

Es la obsesión por el enlace
Y cada día se va a poner peor; estamos entrando en una transición en donde la moneda deja de ser el PageRank y empiezan a ser los enlaces entrantes y salientes. Bitácoras.com basa su Top500 de esta manera, J.J. Merelo hace una clasificación anual de la misma forma y Technorati se basa estrictamente en este método para determinar la autoridad de un sitio sobre el otro; y es claro que, como el PageRank, este sistema está muy lejos de ser perfecto, pero es lo que tenemos disponible y muchos están trabajando con eso.

La obsesión por los enlaces, pageranks y autoridad e influencia no llevan a nada. Es mejor enfocarse en la calidad de nuestros contenidos, en la responsabilidad que tenemos con nuestros lectores y en el cambio mediático que casi sin querer estamos efectuando que estar criticando blogs y bloggers porque no me dejaron poner un enlace a mi sitio en un comentario. No podemos dejarnos influenciar tan fácilmente por opiniones viscerales, llenas de sed de popularidad por vías fáciles que de repente nos encontramos por ahí. El hecho es que yo no debería estar escribiendo esto y tampoco debería enlazar a los blogs mencionados anteriormente por estas razones, sino por contenido mucho más interesante.

A trabajar.