¿Cual es la prueba más contundente de que una empresa le va muy mal en ventas? -- Cuando la publicidad incluye a una mujer de talla 34-D o mayor, enseñando mucha piel en alguna variación de pose sexy.

Ese es el caso de Reigncom, fabricantes del iRiver con el que ahora también puedes ver video digital los cuales contrataron a la famosísima estrella porno Jenna Jameson. La excusa es que el mercado en su mayoría es de hombres y que "no se puede ignorar el hecho que muchos de ellos ven pornografía en sus reproductores portátiles. Yo ese cuento no me lo como.

Más en Digital Chosunilbo. (Vía Gizmodo)