Aprovechando un hueco en el reglamento de fútbol (¿sólo mexicano?) Maribel Dominguez fue presentada como nuevo elemento del equipo Celaya de México. Si la FIFA lo permite, esta sería la primera vez en la historia que una mujer juega en un campeonato profesional de fútbol en el cual solo juegan hombres.

Voces, opiniones, críticas, asombros y algunas felicitaciones no se han hecho esperar. Los expertos futbolísticos se han dividido, los puristas están enojados y las femenistas festejando. Algunos consideran que este es un truco publicitario por parte del Celaya y Domínguez es solo está siendo usada. Aún así estoy seguro que ella ya es famosa y estaremos escuchando su nombre muchísimo en un futuro inmediato.

Independientemente de eso: ¿algún día veremos partidos de fútbol donde los jugadores no fueron seleccionados primero por el sexo sino por sus habilidades deportivas?