Según indica un estudio de Human Reproduction las laptops o computadoras portátiles aumentan la temperatura de la piel que recubre los testículos y por lo tanto poner en peligro la fertilidad de hombres jóvenes.

Yefim Sheynkin, jefe de la investigación, profesor de urología y director de Microcirugía e Infertilidad Masculina de la Universidad Estatal de Nueva York, indica que los portátiles pueden generar temperaturas de hasta 70 grados centígrados.

"Con frecuencia, esos aparatos se usan sobre las piernas y además de producir calor local hay que apretar las piernas, lo que atrapa al escroto", asegura.

La investigación, realizada con 29 voluntarios de entre 21 y 35 años, pone de manifiesto que, en esas circunstancias, la temperatura aumenta alrededor de 2,1 grados centígrados.

Según Sheynkin, una recuperación insuficiente entre cada una de las exposiciones a esas mayores temperaturas puede provocar cambios irreversibles o parcialmente reversibles en la capacidad reproductora masculina.

El artículo completo aquí.