Alguna vez un tío mío dijo que Ecuador (país desde donde estoy escribiendo en este momento) es de Ripley... "Aunque usted no lo crea" y de verdad que no dudo que sea cierto. Recientemente la ciudad de Guayaquil ha sido atacada por pinturas de cerdos o como los llaman por aca "chanchos" de 3 colores: rojos, negros y blancos. Para hacer las cosas más graves, alguien con alma sensacionalista escribió un email asegurando que una banda llamada "Latin Kings" los pintaba y era el signo de una "próxima venganza dirigida hacia niños y adolescentes de nivel socio-económico alto".

No me sorprende en nada el hecho que se pinten o no cerdos en las calles o que resultó un amigo de la adolescencia el responsable y probablemente por presion social tuvo que aceptar ser el responsable. Lo que si me llama mucho la atención son dos cosas en específico:

  • El email de los significados de los colores de los cerditos (negro es muerte, rojo es violacion, blanco es susto) llegó a un punto que inclusive los más escépticos (¿padres y madres de familias? -- ¿directores de colegio?) empezaron a creer en el rumor debido a que tanta gente recibía y re-enviaba estos correos electrónicos, Malcolm Gladwell llama a esto un "Tipping Point" en el cual pequeñísimas cosas hacen grandes diferencias. El email se propagó en niveles exponenciales como un virus y la alta sociedad guayaquileña prohibió a sus hijos que salgan de sus casas y la policía inclusive tuvo que dar charlas en colegios. Todo a partir de un simple email.

  • El segundo elemento de esta casi ridícula historia es que la paranoia en esta ciudad se siente en el aire. Solo se necesitan unos cuantas pinturas en ciertos puntos estratégicos de Guayaquil y un email circulante para desatar el pánico. ¿Qué sigue? -- ¿Así de fácil resulta manipular a esta sociedad? -- ¿O es que el miedo lo puede todo? -- Me queda claro que en una ciudad de 3 millones de habitantes todos se enteran de todo, pero que todos los noticieros (inclusive pidiendo carcel para el responsable) y periódicos se hagan de una noticia a partir de un email me resulta tan fascinante como alarmante.

Por el momento Daniel Adum planea vender camisetas de los chanchitos; yo tengo pocas dudas que el mismo escribió el email. Si su objetivo era volverse una micro-celebridad guayaca, ya lo logró.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.