Ecuador (país natal) vive en un aparente estado de letargo ocasionado por una sociedad sumamente conservadora: el ministerio de salud del Ecuador anunció hoy que retirará del mercado y prohibirá la venta de la píldora "del día después" (que en realidad son 72 horas) debido al rechazo de varios sectores como la iglesia católica por considerarla abortiva.

Desgraciadamente nada está mas alejado de la verdad y resulta una fácil excusa que solo causa desinformación en la sociedad (en este caso) ecuatoriana. En España, por ejemplo, esta píldora anticonceptiva se vende desde hace algunos años ya y por ley se tiene que dar gratis si se pide con una receta. Medicinas como esta resultan sumamente beneficiosas a largo plazo sobre todo en países con sub-desarrollo donde la educación sexual a menores y adolescentes es casi nula y por lo tanto se necesita un verdadero control natal. Desgraciadamente la iglesia católica solo vela por sus propios intereses siempre intentando no contradecirse y dejando a un lado a lo que realmente importa las personas.

Por qué una iglesia en la cual no creo me quita la libertad de comprar un medicamento que se ha comprobado una y mil veces que sí funciona (si se usa bien, como cualquier otra) y que no tiene ningún efecto secundario a largo plazo? -- ¿Por qué tengo que ser castigado yo por sus errores? -- ¿Por qué el gobierno tiene que acatar la decision de un grupo reducido de personas a costas de todo un país?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.