Global Vote permite que visitantes no-americanos puedan "votar" por Bush o Kerry y de esta manera tener una visión muy general de saber quién debería gobernar en Estados Unidos según el mundo.

No es sorprendente que Bush haya obtenido tan solo el 9% mientras que el 77% de los "votantes" eligieron a Kerry como la persona que hoy debería ser elegido como el nuevo presidente de Estados Unidos, quedando sumamente claro que nadie quiere a George W. Bush.

Esto difiere fuertemente de los números en las elecciones de hoy donde se habla de empates técnicos o de una victoria sumamente ajustada al igual que en el 2,000. Independientemente de quien gane, el 50% de los estadounidenses consideran que Bush es la persona correcta para el puesto, algo sumamente distante de lo que el resto del mundo opina.