Felices dueños del iPod se deben de quejar únicamente de lo incómodo que pueden llegar a ser los audífonos blancos con los que viene el reproductor digital de música de Apple, pero a todos nos encanta usarlos porque son distintivos y en general para la gente cuando ve a alguien con audífonos blancos automaticamente saben que trae un iPod.

Griffin ha pensado en nosotros y lanzó los EarJams, unos aditamentos de 15 dólares para los audífonos del iPod que no solo los hace mucho más cómodos sino que ofrece algunas otras mejoras:

  • Mejores bajos y mejor sonido.
  • Sube el volumen hasta por 10 decibeles.
  • Vienen en varios tamaños para diferentes tipos de oidos.

No me quedaba claro que algo tan simple y barato como los EarJams mejorarían drásticamente los audífonos del iPod pero después de leer el corto review de Leander Kahney, me he convencido.