Mientras en Francia se aprueba una ley para bloquear celulares en cines, salas de conciertos y teatros según reporta Smart Mobs, en Monterrey la iglesia católica se adelanta y bloquea de forma arbitraria la señal celular durante las misas; se aprovechan de la falta de regulación de este tipo de aparatos aunque segun explican en Ocho Cuartos según la ley mexicana si alguien bloquea el flujo libre de las comunicaciones está quebrantando la ley.

Pero claro, nadie les dice nada a los curitas.