Ya era hora, el problema es que probablemente Intel aprendió la lección de los MHz muy tarde. Hasta ahora todos los procesadores que fabrica la compañia (Pentium, Pentium II, Pentium III, Pentium IV, etc) medían su desempeño por la velocidad de los Megahertz o Gigahertz. No solo es una forma incorrecta e imprecisa de mostrar cuando un procesador es más rápido que el otro sino que a largo plazo es una práctica que desgasta tanto al producto como a la compañia.

Muy probablemente por eso Intel decidió dejar los planes de un Pentium IV de 4GHz y lanzar uno de 3.8GHz con un mejor cache y para el próximo año enfocarse totalmente a mejorar desempeños no basándose en velocidades sino en otros métodos.

Aunque es el movimiento correcto por parte de Intel desgraciadamente beneficiará a otras compañias como AMD, Apple, IBM y Motorola que compiten con chips que ofrecen más beneficios ofreciendo arquitecturas más eficientes (como el RISC) o usando 64-bits en vez de los 32-bits de los Pentiums; así mismo Motorola planea lanzar procesadores dual-core los cuales podrían ser muy bien aprovechados por Apple en las máquinas que todavía usan procesadores G4 como las PowerBooks, iBooks y eMacs.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.