Me pregunto (aunque anticipo) como tomarán los republicanos y anti-Moore esta noticia. Ayer en un post de su weblog, Michael Moore explica que prefiere intentar que Fahrenheit/911 se pase aunque sea una vez en televisión a mandar la película a revisión para nominarla a un Oscar.

Según las reglas de la academia, una película no puede ser mostrada en televisión antes de 9 meses de su lanzamiento en el cine por lo tanto y aunque Moore asegura que lo más probable es que no se pase en televisión, prefiere arriesgarse, aunque sea la noche anterior a las elecciones a simplemente competir por otro premio.

Decía que me preguntaba como reaccionarían republicanos y los anti-Moore porque durante un tiempo hicieron circular la noticia de que la distribución ilegal de Fahrenheit/911 en el internet impediría su nominación junto con las burlas e ironías del caso. Yo no soy fan de este señor, y dejando a un lado sus burradas ocasionales, si respeto a una persona que logra lo que Moore ha logrado y la manera en que se ha ido en contra de tanta gente en un país donde el ciudadano promedio es ciego a las acciones de su gobierno.

Decisión que llama la atención; probablemente la publicidad y expectativa que esta generará serán por si solos los causantes de que Fahrenheit/911 logre ser transmitida en televisión antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.