El sitio de Second Life me recuerda a las publicidades de esta compañia que ofrecia vacaciones virtuales en Total Recall, un lugar que no existe pero que puede ser tuyo, que eres lo que tu quieras, que haces lo que quieras, construyes lo que quieras, tienes otro nombre, otra vida, tu segunda vida.

Aunque no se trata de realidad virtual, ni de conexiones en la parte de atrás de tu cabeza, Second Life es un mundo virtual donde eres lo que quieres y vives como quieres, algo así como The Sims, pero no en forma de juego sino como algo mucho más social. Participantes con conocimientos de programación y diseño construyen nuevos elementos dentro de este mundo, al igual que en "la vida real" en donde los arquitectos e ingenieros lo hacen.

También existe una economía dentro de este mundo virtual basado en la compra/venta por medio de subastas. Tu me compras mi casa, el te vende su oficina. Actualmente hay mucha venta de terrenos, por ejemplo este que se vende por 531 dólares americanos.

Vale la pena intentarlo tienes 7 días de prueba gratuitos para convencerte y si deseas quedarte "viviendo", solo debes de hacer 1 pago 9,95 dólares, no hay mensualidades...ya gastarás mucho en el mundo virtual.