Britney ha caido de ser una super estrella ejemplar para miles de millones de adolescentes a una white-trash-middle-american-spoiled-fuck-girl que da pena. Y la verdad es que le hace tan fácil la vida a los fotógrafos que es inevitable que les comparta algunas de las numerosas fotos de ella que me he encontrado recientemente:

  1. Britney y los aretes que se compró en la condesa
  2. Agarrándole el miembro a su novio
  3. Los shorts que se compró en Coyoacán
  4. Más, más y más grasa...

Que disfruten.