A Brozo tengo algo muy fuerte que admirarle y es que es o demasiado valiente o demasiado estúpido; sea lo uno o lo otro, le ha resultado muy bien. Para los que no viven aquí, Brozo es un payaso que condujo hasta hoy el noticiero probablemente más visto de la mañana en la televisión mexicana, oportunamente llamado "El Mañanero" y es extraño pensar que tenga tanto rating y que se lo pueda tomar en serio si después de todo lo conduce un payaso...y eso es único en el mundo

Esa valentía o estupidez le ha llevado a lograr 3 cosas muy notables a lo largo de su noticiero: La primera es lograr que los mexicanos tomen en serio las opiniones de un payaso burlón que en un inicio parecen ser solo una burla pero en el fondo son un profundo análisis de la salud política de este país, que se convierta en una referencia y en alguien que obligatoriamente había que ver todas las mañanas (me incluyo).

La segunda de Brozo es haber mantenido esa aparente objetividad y transparencia aún después de pasar por 3 canales de televisión diferentes. Todo el mundo se quejaba de que su entrada a Televisa era equivalente a censura. Recordemos que también pasó por TV Azteca que al final es igual o peor...y ni que decir de CNI, esos tampoco son unos angelitos. Aún así Brozo fue el que presentó el famoso video de Bejarano/Ahumada que terminó en este micro-escándalo-exagerado-disque-crisis entre Cuba y México. La realidad es que los políticos le tenían (¿tienen?) miedo a Brozo; Increible...miedo a un payaso...

La tercera es haber terminado el programa en su punto más alto, probablemente es lo que más me hace admirar a Victor Trujillo. Hubiera sido tan fácil continuar, seguir ganando cantidades inmensas de dinero, seguir vendiendo espacios publicitarios cada día más caros, seguir analizando la política mexicana, y burlarse de esta. Pero esa valentía o estupidez hizo que dejara el programa justo cuando todos queríamos más. Y así, El Mañanero, solo por el hecho de haber terminado en su mejor momento se convirtió instantáneamente en una leyenda.

Estoy seguro que dentro de 10 años todos seguiremos hablando del noticiero de la mañana conducido por un payaso y eso deja mucho que decir al respecto. Hoy el Mañanero acabó, en acto inesperado pero obviamente pensado y sumamente acertado, Brozo dijo que el no podía dar explicaciones de por qué se acaba el programa, asi que se quitó la peluca y la nariz, y ante mis ojos y los de millones de personas vimos como el payaso despacería y en una transformación inmediata tanto física como simbólica para que ahora Victor Trujillo pasara a dar las razones: todo está relacionado a que su esposa y productora del programa murió hace exactamente 1 mes.

El Mañanero era el único programa que yo respetaba de la televisión mexicana. Estoy seguro que no estoy solo en esto.