También pude haber llamado a este post: Cómo obtener dinero estúpidamente fácil -- Pero suena a gurú estafador y además no es tanto dinero.

El miércoles pasado me encontré con <a href="http://www.gmailswap.com/'>GoogleSwap, un sitio donde puedes intercambiar invitaciones al Gmail por DVDs, CDs, certificados de regalo del iTunes Music Store o de AllOfMP3 o cosas tan raras como 20 minutos de chat vía NetMeeting, asistencia legal...y a veces, por dinero. A manera de caricatura en mis ojos se dibujaron signos de dólar, asi que decidí darle una probada (ya que minutos antes me había aparecido una invitación disponible).

Empecé a darle vueltas al sitio y encontré algunas personas que ofrecían $30 dólares por que se les mande una invitación. El problema es que muchos de los que están ahi son personas dispuestas a robarte, es decir: prometen pagarte después de recibir la invitación pero nunca lo hacen. También hay gente que hace lo contrario: esperan a que llegue el dinero (vía PayPal) y nunca mandan la invitación. Así que la tarea no era tan sencilla.

Después de varios intentos fallidos (y descubrir a uno que otro Gmail invitation theft) desistí, pero al leer weblogs me encontraba constantemente con posts sobre GmailSwap, asi que decidí tratar una vez más.

Esta vez fui muchísimo más directo, en vez de tratar de encontrar personas dispuestas a pagar dinero por una invitación, publiqué un post que decía simplemente:

$35 for a Gmail invitation

En literalmente 30 seguntos tenía 5 personas muertas por comprarme la cuenta. Después de practicamente pasar por una especie de subasta, la cuenta se estaba vendiendo a practicamente $60 dólares. Pero esto no era una competencia y yo realmente no queria sacar demasiado dinero, simplemente queria experimentar el "frenesí" con el cual ciertas personas desean tener una de estas cuentas quien sabe para qué. Después de algunos intercambios de email el desesperado que ofrecía $60 dólares se echó para atrás y decidí vendérsela a la 1era que contestó mi post, una mujer llamada Susanne y por lo que yo ofrecí originalmente: $35 dólares. Lo mejor de todo es que Susanne la compró para a su vez dársela de regalo a su hermano.

Por cierto, vender invitaciones de Gmail está en contra de las condiciones de uso del servicio, talvez no quieren hacer esto o podrían quedarse sin cuenta, sobre todo los que la están usando como su email principal.

Y así es como tuve $35 dólares por nada. ¡Ah si! ...Money for nothing, chicks for free...

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.