El día de ayer Ahmad Kadyrov, presidente de Chechenya murió junto con otras 4 personas en un ataque terrorista durante una ceremonia que recuerda a los que defendieron el país contra los nazis.

A mi ya no me queda nada claro de que va este mundo. Desgraciados sicópatas a los cuales no podemos llamar humanos siguen y siguen matando. -- ¿A dónde vamos con esto? -- ¿Qué queremos? -- ¿Qué buscamos? -- ¿Qué dicen estas continuas matanzas de nosotros los humanos?

No tengo respuestas. Solo más temores de que el próximo ataque terrorista será en las Olimpiadas; y lo que más quiero es que mis temores solo sean un sentimiento paranóico y nada más.