He estado pensando que decir al respecto de la decapitación de Nicholas Berg por estos infrahumanos asquerosos de Al-Qaeda. No se, no tengo palabras.

Es demasiado. La guerra no es de buenos contra malos, no es de salvar a pueblos, es de matar, es de malos contra malos, es de ser injusto y dejar de tener conciencia, de perder la inteligencia, a mi me gustaria decir "de dejar a un lado lo que nos hace humanos", pero talvez el ser asi, tan atroces es lo que poco a poco nos va definiendo. Vemos todo lo que está pasando y no hacemos nada y me incluyo.