Cuando Antonio publicó la noticia en su weblog, lo primero que pregunté fue:

-- ¿Tan ingenuo es Almodovar?

Esto es referente a que hace unos días Almodovar dio por cierto un rumor que circula en internet originado de un post en un foro de discusión. Este indica que el PP intentó un golpe de estado el día anterior a las elecciones y no lo consiguió.

Antonio atribuye que Almodovar, como muchísimas otras personas, dio por cierto el "rumor" debido que a partir de los Flash Mobs del sábado se legitiman este tipo de mensajes vía email y en el web. Aunque en parte es cierto, hay muchas otras cosas atrás.

No tengo que mencionar la facilidad viral que tiene el crear una cadena vía email sobre un niño enfermo de cancer. Tampoco tengo que mencionarles como muchos recibimos estos forwards con notas sensibles de gente que dice haber llorado después de leer este tipo de emails.

Menos aún tengo que mencionar como miles de personas han caido en los hoax de los nigerianos, y algunos otras estafas de ese tipo. Así que: ¿cuál sería la diferencia?

Problemente ninguna. Actualmente nuestra sociedad tiende a creer cada cosa que lee en internet sin buscar fuentes que la hagan válida; el diferenciador es que esta vez fue un famoso el que "cayó" en la trampa y frente a periodistas de todo el mundo condenó las acciones del PP, acciones inexistentes inventadas por algún anti-PP o algo por el estilo, obviamente apareciendo en medios masivos.

Pero esta no es la primera vez que pasa. El 8 de Octubre, 2000 en un debate televisivo entre Hillary Rodham Clinton y Rick Lazio, la reportera Marcia Kramer le preguntó a los dos senadores si dan su soporte a la ley 602P, en la cual la oficina de correos de Estados Unidos cobraría 5 centavos de dólar por cada email enviado. Tanto Kramer, como Clinton y Lazio no tenían idea de que esta supuesta ley era un rumor o bulo en emails y foros de discusión. Los dos senadores respondieron energicamente en contra la posible ley.

Lo cierto es que aunque los Flash Mobs ayudaron a legitimar o no los rumores circulantes no cambia el hecho de que seguimos creyendo todo lo que leemos, seguimos dejando de investigar temas al respecto y dando por cierta una fuente, y algunos personajes con poder de palabra siguen hablando a veces por hablar.

...Y yo seguiré haciéndome la pregunta:

-- ¿Realmente eres tan ingenuo Almodovar?