Al parecer desde hoy Google muestra a todos sus usuarios (anteriormente, solo ciertas personas podían verlo) los nuevos elementos de diseño que desde ahora caracterizarán al buscador; aunque los cambios son sumamente sutiles llaman mucho la atención.

Durante mucho tiempo hemos hablado de Google no como un servicio de búsqueda sino como un verbo, como una forma de ser dios, como un fenómeno, como una nueva forma de hacer marketing y como un elemento básico en nuestras vidas. Entonces si el buscador es tan importante, ¿cómo va a afectar el nuevo diseño a la cultura online?

Seth Godin ya escribe al respecto y hace notar el marketing espectacular que tiene Google, referenciando a la probable masa de opiniones negativas sobre el cambio de diseño.