Una llamada telefónica al diario Gara de parte de un supuesto miembro de la ETA asegura que ellos no tuvieron nada que ver con el atentado de ayer en Madrid. Al mismo tiempo Ángel Acebes está relacionando los atentados con los intentos fallidos en fin de año del 2002 y el 24 de diciembre del 2003.

En avances de investigación según reporta El Mundo se ha encontrado una bolsa de deportes que contenía un explosivo de goma reforzado con metralla para multiplicar su efecto, un detonador y un teléfono móvil. El detonador es igual que los hallados ayer en una furgoneta en Alcalá de Henares y están fabricados en cobre y no en aluminio, que son los que suele usar ETA.