Me encanta la idea del programa "Para leer de boleto en el metro" que apunta a propiciar la lectura de los millones de pasajeros que usan el sistema de transporte masivo a diario.

Funciona de la siguiente forma: después de comprar tu boleto de metro te acercas con el a alguno de las personas con camisetas naranjas para que te den un libro el cual puedes leer durante el recorrido. Al llegar a tu destino buscas a otra de estas personas para devolvérselo.

Actualmente el 70% de los libros son devueltos...cantidad un poco sorprendente considerando la falta de cultura de confianza en la ciudad. Inclusive algunas personas se llevan el libro a la casa para luego de unos días regresarlo.

El programa lo inició Paloma Saiz a partir de la idea de que aunque en México más del 90% de la población mexicana sabe leer y escribir, muy poca gente compra libros. Inicialmente el proyecto se está llevando a cabo en la línea 3 del metro de la México D.F. y se manejan libros de autores de la ciudad como Octavio Paz.

Participa en la conversación

14 Comentarios

Deja tu comentario

  1. el solo echo de conciliar un proyecto de tal magnitud es digno de admirarse y de grandiosas felicitaciones, pero como toda gran iniciativa se corre el riesgo de tener criticas las cuales nunca faltan.a nuestro pais la formula unica para el verdadero cambio recae en la educacion, y es ahi donde se debe de trabajar, bien por el proyecto de fomentar la lectura, por algo se tiene que iniciar no?.

  2. trate de localizar a la cordinadora del programa porque estoy haciendo una investigacion de dicho proyecto, pero nunca tuve noticias suyas me dijieron que tenia que esperarme hasta que alla regresara, haganme el favor.

  3. ESTE TRABAJO ME PARECE MUY IMPORTANTE. HAY QUE HACER DE MÉXICO «UN MÉXICO DE LECTORES», YA QUE LA LECTURA ES UNA HERRAMIENTA MUY IMPORTANTE, PORQUE A TRAVÉS DE ELLA PODEMOS MEJORAR NUESTRO VOCABULARIO Y SABER EXPRESARNOS MEJOR. «SEAMOS UNOS MEXICANOS CULTOS»

  4. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ENHORABUENA !!!!!!!!!!!!!!!! Me alegro muchisimo de que por fin este funcionando «perdido»,ha quedado muy bien y seguro que va a ser de las web mas visitadas. Lo más importante ya lo tienes, asi que ya solo te quedan pequeños detalles que quieras incorporar para hacerla todavia más completa y mejor de lo que ya esta. Te mandaré todo lo que encuentre que pueda interesarte. Gracias!… no lo esperaba y me ha hecho mucha ilusion. Un besazo

  5. Es claro que un libro no se lee en un viaje de metro, pero si puedes quedarte entrado en el libro y despues buscar para comprarlo. Y no lo sabìa, no uso el metro. Pero, confiemos en que con el tiempo, el porcentaje suba de un 70% (que me parece alto para la cultura que hay aquì) a màs. Que todos los libros sean devueltos. Muy buen proyecto!!!

  6. Es increíble lo ke acabo de leer! Me encanta éste protecto, aunke sé ke en la Argentina donde vivo es imposible ke se lleve a cabo sin ke hayan unos cuaaannntttoosss libritos sin devolver. Nuevamente, admirable la iniciativa! Saludos!!!

  7. A mí me parece una idea extraordinaria, igual que la de dejar libros en las bancas, y en las calles. Hay un programa así también en bookcrossing.com

    Se sabe que en nuestra educación el mayor problema es la comprensión de lectura, por el hecho de que no se lee, por la tanto creo que cualquier programa que la impulse es magnífico.

  8. Me enteré de este programa hace algunos meses y me pareció una idea fenomenal. No hay mejor forma para aumentar nuestra cultura que leyendo y en nuestros países el hábito de la lectura es muy pequeño.

    Otra propuesta que leí también y me gusto mucho, es la de dejar libros abandonados en las calles de la ciudad para ver quien los tomaba y los leía. No estoy seguro de como se llama el grupo que empezó la idea, pero es una propuesta a nivel internacional.

  9. Muy interesante la propuesta, y bastante audaz también. En Chile tenemos un programa que se implementó hace 8 años en el Metro, llamado «Bibliometro», el cual ha tenido un éxito increíble, aumentando considerablemente los índices de lectura de los usuarios. Es muy común ver personas leyendo mientras viajan. El programa se ha ampliadao y cada vez que se extiende la línea del Metro, se van colocando estratégicamente más bibliometros en las estaciones. Hace un tiempo publiqué un post al respecto, mediante el cual pueden tener mayor información. Para quienes deseen darle un vistazo la dirección es la siguiente: Bibliometro: el despertar d ela lectura bajo tierra Saludos y felicitaciones !!

  10. No dudes que es un proyecto genial. Sin embargo, la realidad es muy diferente a los datos y los proyectos; esto lo digo basandome en el hecho de que por mera curiosidad antropológica y también crítica -a dicho proyecto- me he pasado una buena parte de mi tiempo actual en dicho sistema de transporte, pudiendo observar que de cada 10 personas que viajan en un vagon sólo 2 leen un libro. Lo más extraordinario es que de esos 2 libros, sólo uno pertenece al sistema de préstamo por boleto.

    Desafortunadamente, y esto lo remarco, en mi país, se vive una realidad laboral ardua por la poca solvencia económica de las familias, esto ha hecho que en realidad México no es que sea un país sin lectores, más bien, es un país donde la gente prefiere dormir (o como decimos en el vulgo: cabecear)durante su viaje en el metro. Esto sin contar las múltiples actividades que se pueden observar: Un metro que enseña (los padres van repasando o haciendo la tarea con sus hijos); un metro que siente (es el lugar en que las parejas, familias, amigos, pueden platicar sus problemas cotidianos); un metro que crea (nuevos artistas llevan consigo sus cámaras captando imágenes cotidianas e incluso hay quienes dibujan); un metro de oficios (vendedores, abuelitas que tejen, etc.), entre muchas otras cosas. Es bueno que alguien escriba sobre este tema, eso se te agradece, es un buen post. Ojalá algún día, no sólo existan libros que permitan incrementar la «cultura», sino también mayor acceso al internet. Al final de cuentas: «a que le tiras cuando sueñas mexicano».

  11. La lectura en movimiento desprende la retina y vas perdiendo la vista, razón por la cual los oftalmólogos piden a la gente NO leer en movimiento. Eso si debería ser del conocimiento general, además puede causar dolor de cabeza, mareos y cansancio ocular.

    En el metro, en las horas pico (que es cuando Más gente hay), no hay forma de leer, entre el sudor, la gente que te aprieta y las frenadas que tiene el metro… por lo menos es muy difícil.

  12. Pero un libro no se lee en un viaje en metro y ¿siempre vas a tener el mismo disponible? ¿y el marcapáginas?

    No, bromas aparte y mientras no se repartan tochos como El Quijote, está bien la cosa.

    En Japón, es costumbre dejar los manga leídos en cualquier parte y el metro y los autobuses están llenos de ellos. Para que otra persona lo lea.

  13. Me parece una iniciativa genial por varios motivos. Primero es una idea perfecta para fomentar la cultura y la lectura, y por otro lado transmite ese sentimiento de confianza y respeto por el hecho de devolver los libros.

    Creo que cuando a los seres humanos no se les prohibe nada y se les da las cosas gratuitamente, éstas se comportan mejory no tienen problema en devolverlo.

    Aunque supongo que simpre habrá los dos capullos que se hagan los chistosos llevándose los libros.

    Un saludo.