Ahora que empezé una empresa nueva y que se hace exactamente como yo quiero y como me gusta que se haga, me he encontrado con una duda. En general tengo claro que la mayoría de las empresas web en México hacen las cosas muy mal y por lo tanto clientes de empresas grandes (o muy grandes) quedan insatisfechos por el mal trato que reciben de parte del proveedor de web, o su sitio termina siendo muy mal hecho.

Durante varias de mis presentaciones en estas últimas semanas y durante las explicaciones de cual es la manera en que tratamos al cliente (cada uno tiene un acceso a un intranet especializado con un muy buen detalle del estado del proyecto, responsables, equipo, contactos, etc) me veo en una disyuntiva:

¿Debería decirle a mi futuro cliente que muchas de las compañias son una porquería y yo no soy así (inclusive garantizado)? o debería optar por la positividad y subrayar el tipo de cosas por las cuales mi empresa se destaca y ya?

Me he dado cuenta que es muy común:

  • Tratar al cliente como un ser extraño y lejano
  • No dar detalles del avance del proyecto
  • La empresa/diseñador convierte al cliente en un enemigo
  • Asumir que el cliente lo sabe todo y no aterrizar ideas o propuestas a un lenguaje más claro
  • La empresa/diseñador no es sincero

Esto al final de cuentas es lo que yo no hago. Mi duda nace a partir de la cantidad inmensa de historias que mis clientes me cuentan sobre sus anteriores proveedores. Es tanta que a veces me siento obligado a dejar en claro que todas esas malas prácticas que se reciben normalmente no serán mi caso.

Entonces nunca se bien que hacer. El mismo cliente se queja de su proveedor y yo se perfecto que es una empresa mala.

¿Debería dejarle saber al cliente mi pensamiento al respecto, aunque lo haga de una manera sumamente profesional?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.