Vengo de ver Bowling for Columbine, ese documental de Michael Moore relacionado con los tiroteos en Columbine High por alumnos de esa escuela que está en Colorado que en el fondo habla del miedo que inyecta los medios y el gobierno al pueblo americano...pero antes de continuar debo de explicar por qué el mundo está como está y por qué documentales como este no reciben la importancia debida:

Atrás mio se sentó una mujer de unos 27 años. Vive en la condesa, eso fue casi obvio. Durante toda la película pateo la silla, habló por teléfono celular y no dejó de hablar. A la mitad del documental posiblemente pensó y pensó como decir las palabras más imbéciles del momento, y lo logró. Dijo...casi gritando:

Qué gordo está el Michael Moore ¿no?

No solo me quise levantar y cambiarme de lugar. También quise tirarle el vaso con hielos que tenía y de paso sacarla del cine. Entendí por qué estamos como estamos y entendí la estupidez humana, la insensibilidad gracias a la estupidez y sobre todo, me acordé por qué no soporto la condesa y la risa que me da cualquier tipo que vive ahí, o el guste estar ahí: wannabes disfrazados de conocedores, web designers que también dicen ser fotógrafos, pintores que dicen ser artistas conceptuales. No me quejo del arte, me quejo de los bestias que la degradan.

Pero suficiente por el momento. Aunque mi ira a la idiota que tenía atrás haya hecho que no disfrute totalmente el documental, creo que tengo que decir algunas cosas sobre este. Y la verdad es que cualquier persona que lo vea, tiene cosas que decir. Si no la has visto, talvez no te convenga seguir leyendo.

Michael Moore tiene una gran facilidad para narrar con precisión y al mismo tiempo usar solamente imágenes para describir todo, pero sobre todo tiene esa como magia para hacer todo tan implícito que por momentos te da risa. El problema es que es como una risa de verguenza, al ver todo lo que te muestra y entender que para muchos lo que es la "tierra prometida" es más como "la tierra del infierno".

Bowling for Columbine se centra en la masacre de Columbine High School, cuando dos adolescentes de 16 años mataron a varios alumnos ademas de herir a muchos otros.

Más alla de eso Moore ataca un problema que está implícito en la sociedad estadounidense, y esto es el miedo. Infundido por los medios masivos, por el gobierno, por las empresas, como tu quieras. Y ese enfoque es el que hace al documental tan interesante.

Muchas personas terminan viéndose como unos grandiosos ridículos, pero ni uno solo es nombrado como tal. La ridiculez se pone en evidencia unicamente cuando estas personas hablan o contestan preguntas muy generales y básicas...

Al final del dia se trata de lo importante que es ponerle atención a lo que pasa a nuestro alrededor ver más allá de lo que pasa según la tele o el periódico, conocer los sentimientos de otros por más rídiculos que parezcan y hacer algo al respecto.

Ni más ni menos. Vayan a verla...

👇 Más en Hipertextual