No se como considerar un día totalmente normal y que sin darte cuenta terminas en un concierto de Blur.

Debo aceptar que poco a poco el grupo me fue gustando, y en un principio cuando escuché "Girls & Boys" dije que eran una porqueria, ahora le tengo un cariño raro a esa canción porque me recuerda a mi adolescencia playera.

Así que cuando entré al Auditorio Nacional con los otros geeks de Byte (el programa de Radioactivo en el cual estoy) no tenía una idea clara de que hacía ahí y por qué. Ya en mi lugar vi que casi todos estaban sentados. Raro.

10 minutos más tarde entendí que Blur en concierto es muy malo y que salen a tocar sin un centímetro de ganas y más siendo un concierto promocional, donde las entradas no se vendían y donde la gente estaba ahi por muchas otras razones a más de Blur. Escuché varias quejas de varias personas de que su último disco es "chafa" y que andan en una época depresiva. Yo me imagino que cuando Damon Albarn hizo Gorillaz estaba muy, muy deprimido...

Mi amigo y compañero de risas Erich Martino dice que son siempre así. Que al principio estan sin ganas y al final tocan sus 5 hits que animan a todos y se van. Efectivamente, pero eso no los hace buenos, y su presentación no es para nada digna de un grupo que ha sobresalido, antes más que ahora, pero que lo han hecho.

La foto es de Fernando Aceves y me la robé de aca.