Ayer mientras veía las actualizaciones de la guerra en Iraq vía CNN aparece Kevin Sites en un "videophone" que más parecia un stream de Real por medio de una webcam con un night vision adaptado de forma improvisada: Se veía una figura sumamente pixelada de color verde que reportaba desde el desierto Iraquí.

Me dió gusto.

Después de un rato me meto a su weblog, y leo lo siguiente:

Dear readers:

I've been asked to suspend my war blogging for awhile. But I don't want let you down -- I'm chronicling the events of my war experiences, the same as I always have, and hope to come to agreement with CNN in the near future to make them available to you in some shape or form, perhaps on this site.

Me causó disgusto.

Al parecer a CNN, tal como a las disqueras, no les gusta perder el control de lo que tienen. Una visión más directa e imparcial no es del agrado de la cadena, por lo que lo callaron, justo en el momento en que tuvieron algún control sobre el (cuando lo contrataron como reportero de la cadena).

No queda mucho por decir más que me gustaba mucho su forma de llevar a cabo su bitácora. Sus relatos de viajes anteriores son muy interesantes, me gusta mucho el que escribió mientras estaba en Chiapas.

Uno menos.