En la comunidad webloggera hay dos conceptos sumamente errados que siguen y siguen dando vueltas y que se niegan a morir. A primera vista pueden parecer cosas ridiculamente normales pero a largo plazo creo que pueden causar ciertos conflictos mayores. Vamos paso por paso:

  • Las listas de "mis weblogs preferidos" no sirven: Y estoy generalizando. De entrada los remito al artículo de Eduardo. Por otro lado, creo que deben de haber un par de personas que lo hacen porque realmente quieren hacerle saber al mundo quienes son sus favoritos, pero la verdad es que en general esto es un intercambio conveniente y con tintes hipócritas por momentos.

    Yo te linkeo, tu me linkeas, si no me linkeas yo no te linkeo. Hace dos años quité mi lista, porque era un constante conflicto con los que no linkeaba. Y el problema es cuando llevamos esto al extremo: por ejemplo hoy he visto en una bitácora que el autor decide si le gusta o no un weblog por su lista de enlaces. Qué triste. Me quise dar tres tiros. ¿Cuál será el siguiente paso? - ¿Pedigree webloggero? (sic)

  • Los comentarios son lo más valuable de las bitácoras: Con temor a un "linchamiento webloggero" creo que esa es una gran exageración. Los comentarios son comentarios, un complemento a un post que en conjunto es lo que hace un weblog. Los comentarios son valuables, sí, pero también pueden ser una carga innecesaria. Incontables veces yo, como muchos otros autores de weblogs de alto tráfico han pensado en quitar comentarios. Al parecer el libre posteo es un imán de pendejos anónimos.

    Independientemente de esa gente, los comentarios son esos, ni más ni menos. Todavía no entiendo cuál es el objetivo de maximizarlos- ¿Talvez hacer sentir al lector más importante para obtener mayor visitas? - Quién sabe. Los comentarios son un elemento de comunidad dentro de un weblog y una opción para que el autor tenga un feedback inmediato de lo que escribe. Pero es eso, feedback, un complemento...no el el elemento más importante. Y ojo que no los minimizo, solo los estoy poniendo en el lugar correcto

Estos son dos más de esos conflictos en las bitácoras que cuando los ves de lejos suenan muy estúpidos y que al final yo también los estoy haciendo más grandes de lo que son, aunque creo que debemos prestarle atención. De cualquier forma lo escribo a manera de reflexión y sin ánimos de peleas u ofensas. Es importante recalcar que las soluciones a este tipo de cosas es dándole el valor correcto a las cosas (en el caso de los comentarios) y sobre todo ser verdaderos y evitar las poses (en el caso de los links).