Con todo este problema de la película El crimen del padre Amaro volvemos a darnos cuenta la cantidad de incongruencias, pensamiento retrógrada, intolerancia y actitudes gangsters que tienen los altos mandos en la iglesia católica.

Yo planeaba dar una opinión extensa de este problema, me doy cuenta que es demasiado obvio.

Es ridículo que cualquier curita venga y diga que esa película es "sacrilegio" cuando todavía no la ven.

Es ridículo ver mesas redondas de opinión en la tele donde algunas personas se van en contra de la película si todavía no la ven.

Es casi regresar 300 años cuando un señor que al parecer no tiene cuidado en sus palabras ni en las consecuencias de sus actos cuando convocan a la gente a boicotear y tirar piedras a los cines que muestran esta película.

Por último los dejo con esta foto:

Este es Diego Fernandez de Cevallos, conocido político panista, y uno de los principales detractores de la película. No se dejen engañar, el no es católico, solo está tratando de ocultar que es el mismísimo diablo, ¿o acaso no es obvio que el infierno se refleja en sus ojos?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.