Del Universal:

Animales hambrientos fueron los primeros en realizar el hallazgo. Habían traído a la desértica superficie pruebas de un crimen de guerra: restos humanos yacían semienterrados... mordisqueados... con los tejidos arrancados. Hace unos días, el médico forense Bill Haglund, considerado uno de los pioneros en el campo de la "arqueología de los derechos humanos", fue el primero en observar la impactante escena. Los relatos de decenas de presos talibán lo transportaron al lugar, donde confirmó un hecho que podría llevar a Estados Unidos ante un tribunal internacional. Miles de seguidores de Al Qaeda fueron sepultados ahí. La Alianza del Norte los había encerrado en contenedores en los que, violando tratados mundiales, dejó que murieran asfixiados. El gobierno responsable, Washington, es el mismo que históricamente ha presionado a otros países para que respeten los derechos humanos

No se quien dijo que en las guerras no hay ganadores. Entiendo perfectamente que se condone y se haga enfrentar las consecuencias a las personas que fueron responsables del 11-S, pero esto ya esta pasando al plano ridículo e inhumano. Hacer lo que se les de la gana no es lo mismo que hacer justicia.

(Vía Página Mutante)