Si internet es el futuro entonces Estados Unidos está quemando su ticket para subirse al tren del progreso. Desde el 2000 hasta la fecha, el gobierno estadounidense y algunos particulares han usado las cortes con demandas y leyes estúpidas que estan dejando al internet de ese país sumamente limitado y lo que es peor: quitandole la libertad.

Todo empezó con Napster, la RIAA, una asociación de las disqueras más grandes del mundo, que seguramente fué una idea del diablo, como excusa de la piratería ha cerrado varios sitios y sistemas de intercambio de música. La última víctima fué Audiogalaxy.

Así mismo el gobierno se va contra las radios en línea, primero por medio del Digital Millenium Act, se imponen reglas estúpidas para transmitir en línea, limitando y cortando casi cualquier logro creativo que se puede alcanzar en una estación de radio. Para empeorar las cosas, hace unos días se aprobó una estructura de pagos en que las radios en línea tienen que pagar 0.07 centavos por canción transmitida. Puede parecer poco, pero SOMA FM, famosa radio en línea dejó de transmitir porque sus costos serían aproximadamente USD$15.000 dólares al mes.

Para empeorar las cosas, la compañia BT demandó a un proveedor de internet de EEUU por una violación de patentes que dicen tener ellos sobre los hiperenlaces. Si esta demanda llega a ser exitosa, el web como lo conocemos desaparecería.

¿Codicia sobre sentido común? - Cada día es más claro de que las grandes corporaciones del mundo quieren dinero a toda costa, sin importar los medios, sin respeto mínimo al "resto".

¿Cuál será el siguiente paso, que cualquier compañia, portal, idea, movimiento o website inclusive esté fuera de EEUU, para no caer y ser vulnerable a estas leyes ridículas?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.