Zink

La compañía Zink ha desarrollado una impresora de un tamaño ridículo para llevarlo en el bolsillo y tener al instante en papel lo que queremos. El nuevo sistema que ha desarrollado la compañía no requiere ni una gota de tinta para imprimir, las imágenes se crean gracias a un papel especial que al calentarse crea los pixels de colores. La primera versión del dispositivo hace fotos de 2×3”.

Por el momento la empresa ofrece dos modelos uno sólo la impresora por 99$ y otro un híbrido entre la impresora y una cámara por 199$. El paquete de 100 papeles cuesta 19,95$.

(Vía Engadget)

Más de:

Recomendados

Comentarios