Construcción y materiales

Slate 7 es feo. O, mejor dicho, Slate 7 visto de frente es muy feo. El marco es enorme, por lo que la pantalla parece minúscula y el efecto es bastante pobre. El aspecto es de una tableta de hace años; uno de esos productos con los que se llega a un mercado y que años después nadie comprende cómo se pudo poner a la venta. El problema es que llega hoy, cuando sus rivales cuidan el diseño y hasta el más mínimo detalle.

Sin embargo, la parte trasera de este dispositivo es bastante más bonita, especialmente en el caso del modelo rojo. No es el mayor consuelo, pero al menos HP no ha obviado por completo el diseño. Los materiales tampoco son malos, con predominancia de los plásticos (por ese precio sería una locura pedir materiales más nobles como el aluminio).

Análisis de Slate 7: detalle

La tableta es bastante pesada (370 gramos) y voluminosa. Otros equipos similares como Nexus 7 son más ligeros (340 gramos) y hasta dispositivos de mayor tamaño como Galaxy Note 8 tienen un peso inferior. No es justo comparar Slate 7 con terminales de precio muy superior, pero es inevitable sorprenderse al ver que hay productos mucho más grandes que pesan mucho menos.

La construcción es bastante buena. Es voluminoso, sí, pero también resistente; qué menos. Aunque sea pesado, no es incómodo sostenerlo con una mano y se alcanzan todos los botones sin muchos problemas. Es posible que no sea el mejor equipo, pero utilizarlo no será una molestia. Y aunque no salga beneficiado de la comparativa con sus rivales, no tiene un peso ni un tamaño exagerados. Son los peores, pero podrían ser mucho peores.

Pantalla

Análisis de Slate 7: detalleLas pantallas son caras y Slate 7 es muy barato, así que de primeras no esperaba ninguna maravilla. Pero, aun así, la pantalla LCD con resolución de 1024 x 600 me decepcionó. Una cosa es ahorrar y otra ofrecer una densidad de 170 píxeles por pulgada (la misma que la del HTC Salsa). Cualquier imagen, web o icono se verá granulado y no habrá nada que puedas hacer para evitarlo.

Tampoco ayuda la sensación de que la pantalla está lejos. Aunque la tengamos delante, parece que hay espacio entre el cristal protector y el panel. Afortunadamente, no repercute en la experiencia y la respuesta siempre es buena, pero es uno de esos pequeños detalles que dan una idea de producto cutre en lugar de barato. De nuevo, nos encontramos con errores que hacen que parezca un producto con varios años de antigüedad.

Otro aspecto negativo, aunque mucho más común, es la ausencia de botones físicos para controlar las funciones de Android. Esto de por sí no es malo, pero la solución sí lo es. En lugar de utilizar el descomunal marco para colocar botones capacitivos, estos estarán en la pantalla en una franja negra que, además de fea, reduce el tamaño útil de la pantalla.

Rendimiento y batería

Si en el apartado anterior tener expectativas bajas no me ayudó, en el caso del rendimiento fue lo contrario: esperaba algo malo y encontré algo bastante correcto. No es un bólido, pero tampoco el patinete que pensaba que sería. Y hasta puede con títulos exigentes, como Asphalt 7, sin experimentar ralentizaciones serias.

Al navegar por Internet en ocasiones no se siente tan fluido y hay pequeños saltos, especialmente en páginas con muchos elementos. En las pruebas realizadas para este análisis del Slate 7 no llegó a ser molesto en ningún momento, pero sí perceptible.

La duración de la batería es la que cabría esperar de un dispositivo así. Si el uso es moderado, aguantará un día o hasta dos, pero en cuanto se comienza a utilizar de forma más intensiva, se nota.

Cámara y altavoces

Análisis de Slate 7: cámaraSlate 7 tiene una cámara trasera de 3 megapíxeles, así que en este sentido ya está por delante de Nexus 7. ¿Es una buena cámara? No, es una cámara horrible, incluso para lo que estamos acostumbrados a ver en tabletas. Pero es una cámara. Y tampoco es que este tipo de dispositivos se hayan caracterizado por la óptica. En la mayoría de las situaciones las fotos saldrán movidas o se verán mal, pero al menos se podrán hacer.

La cámara frontal, tiene la resolución necesaria para que se distingan los ojos del resto de la cara durante una videollamada, lo cual ya es más que suficiente. Si alguien elije una tableta por su cámara frontal es que no ha entendido para qué sirven estos terminales.

Por su parte, los altavoces tienen el sello Beats Audio. Para bien o para mal, cada vez son más los equipos que apuestan por esta tecnología. En mi opinión, no aporta más que volumen. Si buscan algo más, no creo que lo consigan; si buscan eso, lo logran. Y, en cualquier caso, no se puede decir que esto suponga un coste adicional.

Así pues, Slate 7 se puede usar perfectamente para reproducir contenido multimedia. Ver vídeos o películas es relativamente cómodo (es un aparato pesado, no lo olvidemos) y la pantalla deja bastante que desear, pero al menos no habrá ninguna queja desde el apartado de audio.

Conclusión

5
10

Como habéis podido ver en este análisis de Slate 7, HP ha puesto mucho de su parte por conseguir dejar el precio muy bajo. Esto es de agradecer y, con suerte, la compañía seguirá por este camino para futuras iteraciones. El problema es que han descuidado otros detalles.

Por ejemplo, puestos a ahorrar tal vez habría sido conveniente no incluir una cámara trasera y gastar ese dinero en una mejor pantalla o en un procesador algo más potente. Al menos, quienes consideren importante este tipo de cámaras (si es que los hay), estarán encantados.

En general, la experiencia no será mala, pero será mediocre. Si fuese la primera tableta de alguien, podría valer, pero lo más probable es que envejezca mal. Y la competencia es muy dura.

Si tu presupuesto está realmente ajustado, Slate 7 es una de las mejores opciones que se pueden encontrar (pero, claro, también es prácticamente la única). Si puedes gastar unos 50 dólares más, Nexus 7 es una apuesta mucho más segura. Si no, tal vez sea más recomendable ahorrar hasta poder comprar la tableta de Google.

Pros
  • Barata
  • No funciona mal
  • Cámara trasera
Contras
  • La pantalla
  • El diseño no es bueno, salvo en la parte posterior
  • El precio no justifica todas sus carencias

Recomendados

Guillermo del Palacio

Cuando no estoy viendo series o durmiendo, escribo de tecnología. Escribo poco. Más artículos del autor »
Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)