Lógicamente, si estamos hablando de una remasterización, lo primero que entra por los ojos es el soberbio trabajo que han hecho en Capcom para remasterización, e incluso con agravio comparativo, diría que mucho mejor que en la remasterización del Resident Evil, sobre todo en términos de iluminación dinámica y sombras. En este caso, las cosas han ido mucho más allá de la mejora en la texturas y en la resolución, puesto la mayoría de los elementos del título han crecido en calidad.

Resident Evil Zero HD-1

El trabajo es soberbio en todos sus apartados, aunque por sacarle una pega diría que el menú, mapas e inventarios no han crecido al mismo nivel que el resto del contenido, y mantienen muchos de los elementos propios de GameCube con la lavado de cara pero sin haber puesto mucho atención en ello. Eso sí, pese al formidable trabajo realizado en la remasterización del juego, no esperes encontrarte con un título de última generación, pues sigue siendo un título con 14 años a sus espaldas, e incluso con las mejoras, los años pesan.

Resident Evil Zero HD-4

Esto no tiene porque ser un problema, pues se mantiene intacto el sistema de niveles y la inmersión propia de los títulos de terror clásico que no te permitían ver más allá de la cámara del momento. En este sentido, la historia mantiene la tradición de los títulos originales, siendo la historia una parte más de los elementos del juegos que nos permiten ir descubriendola como un obstaculo más a tener en cuenta. Todo ellos en conjunción con el sistema de niveles convierte a Resident Evil 0 HD en un título clásico por antonomasia, traido directamente a 2016, que supondrá un reto para los jugadores menos acostumbrados a este sistema de cámaras y control.

Por desgracia, si no eres del tipo de persona que disfruta con la aventura y el survival a la antigua, no vas a tener una buena experiencia con Resident Evil 0 HD, pues este es el tipo de juego en el que la gestión de inventarios y la vuelta constante al punto de inicio juegan un papel fundamental; en el que los puzzles consisten en prestar mucha atención a las notas que nos vayamos encontrando y dar con la clave en el momento más insospechado. Y, por supuesto, los ángulos de cámara fijos del juego puede ser una irritación real si queremos desplazarnos entre las áreas o disparar a enemigos fuera de la pantalla, pero estos peros son los que convierten a este título en un gran atractivo para los jugadores clásicos.

En ese caso, y es más representativo que en otros títulos de la saga, la historia está contada a cuentagotas. Es interesante puesto que los propios personajes también se sienten así, y ayuda mucho a identificarse con el avatar con el que jugamos. La posibilidad, además, de ir cambiando de personajes en algunas partes del juego, ayuda a ver la historia desde diferentes puntos de vista, aunque también elimina parte de la inmersión. Rebecca Chambers y Billy Coen son dos personajes increíbles, que irán descubriendo qué está pasando a la vez que lo hagamos nosotros con pequeños fragmentos de historia diseminados por los escenarios a través de las ya clásicas notas, diarios y memorándum de la franquicia.

Resident Evil Zero HD-3

De esta forma, durante la mayor parte del tiempo de juego solo conseguimos pequeños atisbos de la trama general; las notas que mencionaba anteriormente y los coleccionables no irán revelando algunos fragmentos de información, pero el verdadero LORE del juego tendremos que irlo componente a través de los distintos eventos que suceden a lo largo del título.

Ahora bien, si eres de los que disfruta de este tipo de títulos retros traídos de vuelta a la nueva generación, y estás dispuesto a pasar por alto algunas mecánicas jugables que puede haberse quedado un poco obsoletas, vas a disfrutar mucho con este Resident Evil: la tensión de administrar los escasísimos recursos en un espacio más limitado que el de resto de entregas añade mucha tensión al juego, algo que los jugadores que buscan retos y desafíos agradecerán muchísimo. Además, gracias a la posibilidad de intercambiar personajes, algo que juega un papel fundamental a la hora de la resolver puzzles e intercambiar artículos, añade si cabe mayor tensión al obligarnos a tener claro qué elementos tiene cada personaje y cuáles no hacen falta para resolver los puzzles, pues habrá rompecabezas únicos creados por esta dinámica de tener dos personajes jugables, que pueden separarse y explorar secciones separadas de un mismo nivel a la vez.

Del resto poco más podemos decir. Es un remaster agradecido, que mantiene idéntica jugabilidad e historia y que para algunos jugadores servirá como toma de contacto con la franquicia y para otro un paseo a su infancia en HD.

Conclusión

7
10

En definitiva, Resident Evil 0 HD es un título obligado para los que hayan crecido con Resident Evil en sus consolas y PC, y un desafío clásico para los jugadores menos experimentados en este tipo de títulos. Un juego que, al igual que el Resident Evil HD, demuestra que a día de hoy es uno de las mejores franquicias de terror y supervivencia que 14 años después de su edición original en GameCube sigue fresca y presentando un desafío, incluso, para los que ya jugamos al primer título en su día.

Si algo se echa de menos esta remasterización es el haber introducido cambios en la texturas para los puzzles y los elementos accionables del juego no resalten tanto respecto de los inmóviles, pues si estás acostumbrado a jugar a juegos de la franquicia, esto se antoja extremadamente difícil, y acorta la duración de un juego que ya en su lanzamiento se tornaba más que largo por su dificultad existente, pero al final son contras que solo encontrarán una clase de jugadores que llevan más tiempo con Albert Wesker y compañía.

Pros
  • Mantiene las mecánicas, aunque el sistema de control no es tan acertado como del el anterior remaster.
  • El sonido es magistral, y en lugares como la parte superior del tren genera muchísima inmersión.
  • Como en el remaster del RE, podremos jugar en 4:3 y 16:9.
  • La iluminación ha mejorado enormemente.
Contras
  • También las mecánicas, pues para según qué acciones se notan algo oxidadas.
  • Hay algunos elementos, como el inventario, en los que la remasterización es limitada.
  • La dificultad del juego se ha mantenido intacta, y muchos de los elementos están en el mismo sitio que el original.

Recomendados

Alberto Sánchez

Empresas, startups, derecho, economía, tecnología y cultura. También videojuegos. Más artículos del autor »
Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)