Ok Google, envíame un beso

Quería centrar la primera parte de esta crítica de Her sobre la idea que defiende. Podemos mostrarnos todo lo escépticos que queramos sobre establecer relaciones sentimentales con inteligencias artificiales, pero lo cierto es que a día de hoy se pueden observar una serie de conductas que nos indican que cada vez estamos más cerca.

Los seres humanos seguimos siendo "animales", necesitamos estar en contacto con otras personas, algo imprescindible para nuestra salud y felicidad. El aspecto social de nuestras vidas ha sido clave desde el principio de nuestra existencia, pero últimamente la tecnología está reemplazando ciertos huecos que antes ocupaban las relaciones humanas.

Ya no necesitamos llamar o quedar con un conocido para preguntarle como se hacía cierta receta o como se arreglaba cierta cosa. Hoy en día tenemos toda la información y entretenimiento al alcance de la mano, pudiendo recibir estímulos desde la soledad de nuestro salón. Esto no significa que ya no necesitamos ver a otras personas, pero lo cierto es que la tecnología posibilita que seamos más "autónomos".

Con la llegada de Siri o Google Now vemos como se está trabajando y apostando por las inteligencias artificiales. La historia nos ha demostrado como la tecnología puede avanzar a lugares insospechados y una vez que estos "asistentes" mejoren, podrían acabar ocupando un lugar imprescindible de nuestras vidas, llegando a establecerse un vínculo muy importante. Hay que reconocer que ayudaría a "enamorarnos" de nuestro dispositivo si la voz es la de Scarlett Johansson (algo que sucede en la película).

Visualmente impecable

Spike Jonze ha demostrado su genialidad en numerosos videoclips y películas. En Her consigue una estética capaz de atrapar al espectador, utilizando una serie de colores rojizos y anaranjados que lo envuelven todo, creando una harmonía visual extraordinaria. Neones y rascacielos son protagonistas de la película, recordando a Lost in translation en muchos otros aspectos: "tipo" de banda sonora, ritmo, enfoque de "las relaciones", etc.

Con la ayuda de Joaquin Phoenix es capaz de introducirte en una sociedad "actual actualizada", se diferencia de películas "futuristas" en ese sentido, consiguiendo un entorno familiar pero con una serie de mejoras que lo hacen diferente. Este aspecto hace que los espectadores conecten más y se sientan identificados con el protagonista.

Crítica de Her

Las localizaciones, ambientación que vemos en algunos planos son una delicia para los sentidos, consiguiendo que te quedes embobado ante el paisaje (urbano y natural) que la película despliega delante de nuestros ojos. Esta cualidad se potencia, aún más, con la banda sonora, entre los que podemos encontrar a Arcade Fire, The Breeders o Nickodemus.

Interfaces más creíbles

Minority Report es otra de las películas clave en este aspecto, planteando un futuro en el que se podría detener a los delincuentes antes de que comentan el crimen. Es conocida por la interfaz que presentaban los dispositivos que manejaba Tom Cruise, tendencia que cada vez encontramos en más productos.

La ciencia ficción es una de las fuentes de inspiración más recurrentes en tecnología, planteando propuestas (en ese momento) imposibles y que muchas veces vemos como acaban haciéndose realidad. Her apuesta por unas interfaces más "creíbles" y que concuerdan con las que vemos hoy en día: minimalismo, colores planos, etc.

Crítica de Her

Llama la atención la estética de los productos que protagonizan la película: un smartphone y un pequeño transmisor que se coloca en la oreja para interactuar con la inteligencia artificial. El diseño de ambos productos también es minimalista y, en el caso del smartphone, recuerda a productos de los años '90 (plegables, tipo Motorola) pero con un estilo renovado.

De esta manera vemos como los ciudadanos se pasean hablando en voz alta y manteniendo conversaciones con sus "asistentes", algo que podría ocurrir cuando esta tecnología mejore y funcione totalmente sin necesidad de interactuar con las manos (algo que hemos visto en productos como el Moto X con Google Now).

Conclusión

8.5
10

Tengo que reconocer que me gustan las películas con pocos personajes y que apuestan por la individualidad, ya que es necesario un buen guión y un ritmo adecuado para conseguir mantener la atención de los espectadores, algo que podemos comprobar en Cast Away (Náufrago), Into the wild o Moon.

Her es un homenaje a los seres humanos, a estar vivos e intentar disfrutar de lo que nos rodea. En un punto de la película, la inteligencia artificial le pregunta a Joaquin Phoenix qué se siente al estar vivo y que debe ser raro tener un cuerpo. Realmente lo es.

Cualquiera que tenga un interés por la tecnología y cómo ésta afecta a la sociedad debe ver esta película, siendo capaz detener la vorágine tecnológica en la que estamos inmersos y abrir un agujero por el que mirar a nuestro futuro más inmediato, y eso se agradece.

Joaquin Phoenix es el adecuado. Su interpretación es impecable y encaja perfecto en el tablero diseñado por Spike Jonze. Un tema tan "criticable" puede tener fallas, pero creo que, si uno se entrega a verla con la mente abierta, podrá gozar de dos horas de auténtico disfrute visual y emocional.

Pros
  • Joaquin Phoenix
  • Banda sonora
  • Plantea un escenario "creíble"
  • Interfaces y tecnología a tener en cuenta
Contras
  • Algunos espectadores podrán no "conectar" con esta idea
  • Lo he intentado, pero no se me ocurre ninguno más

Recomendados

Santi Araujo

Coordinador de ALT1040. Sabe hablar de sí mismo en tercera persona. Más artículos del autor »
Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)