The Division llegó ayer a las tiendas y mientras preparamos nuestro análisis en profundidad os dejamos una lista de consejos para vuestras primeras horas por el desolado Manhattan. Desde avisos sobre ciertas características que el juego no se encarga de remarcar lo suficiente hasta algo de orientación sobre qué conviene adquirir o mejorar durante las primeras horas de juego. Esta lista, además, irá creciendo conforme descubramos más información útil para los recién iniciados en el juego.

Más dinero y experiencia al empezar

El sistema de progresión de The Division permite mejorar el aspecto que queramos de nuestra base de operaciones y, en consecuencia, recibir nuevas habilidades, talentos y ventajas. Dos de las ventajas nos pueden ser especialmente útiles durante nuestras primeras horas de juego: 'Créditos' (obtenida al comprar la mejora 'Consultorio' en el Ala Médica) aumentará la cantidad de créditos obtenida en cualquier actividad en un 10% mientras que 'Agente experimentado' (desbloqueada tras realizar la primera misión principal del Ala de Seguridad y adquirir 'Sala de crisis' como mejora) hará que consigamos un 10% más de experiencia.

Acostúmbrate a usar las coberturas

Es muy probable que al principio ni siquiera necesites parapetarte tras coches o cajas para acabar con los enemigos pero poco a poco, conforme progreses, encontrarás enemigos que no te pondrán las cosas fáciles y un enfoque más conservador será lo más adecuado. Pero, sobre todo, hay que tenerlo en cuenta dado que multitud de habilidades (y sus distintos modificadores), talentos y ventajas ofrecen distintas bonificaciones si nos aprovechamos de las coberturas. Desde una habilidad activa que aumenta nuestro daño y resistencia en la cobertura seleccionada hasta escudos fijos o portátiles pasando por aumentos de la velocidad o el daño al cambiar constantemente entre puntos de cobertura.

The Division 3

La ruta de los pisos francos

En The Division vais a andar. Y mucho. Así pues, es muy recomendable que, conforme tengáis la opción, hagáis una ruta por Manhattan para ir desbloqueando los múltiples pisos francos a los que, después, podréis viajar de forma instantánea desde el mapa. Además de encontrar algunos muy curiosos en lo visual (escondidos en viejas hamburgueserías o en el metro), en cada uno de los pisos francos recibiréis una nueva tanda de encargos secundarios que ir completando.

Por último, conforme las completéis, podréis volver al piso franco en cuestión y recibir un bonus de experiencia y, en según qué casos, una pieza de equipamiento o un diseño de arma o pieza de equipamiento.

Atención a la cruceta y los consumibles

Al principio del juego se explica cómo elegir una granada especial (manteniendo la cruceta o D-Pad hacia la izquierda) o usar un botiquín (pulsando el D-Pad hacia la derecha) pero no se especifica cómo usar items de ayuda como el agua, los refrescos o las barritas. Manteniendo pulsada la cruceta hacia la derecha podremos elegir qué consumible utilizar y aprovecharnos de sus beneficios. Las barritas energéticas, por ejemplo, eliminan estados alterados como las quemaduras (muy efectivo para los encontronazos con los Cleaners) y el agua aumenta nuestro daño contra élites (enemigos morados y dorados) en un 20%. Por su nombre parecen objetos inútiles pero ojo, vale mucho la pena tenerlos en cuenta.

Memorizad vuestros saqueos

Estos objetos que hemos comentado (barritas, refrescos, agua, etc.) se obtienen, en la mayoría de ocasiones, husmeando por edificios, pisos, oficinas y restaurantes. Igual que ocurre con las piezas de crafteo (piezas de arma, herramientas, componentes electrónicos, etc.) reaparecen en las mismas zonas tras cierto tiempo de juego (no ocurre así con las armas o equipamiento). Os bastará con recordar los puntos en los que encontréis algo útil para visitarlo cada cierto tiempo.

Ayudar a los civiles tiene recompensa

En The Division encontraréis multitud de piezas de vestimenta (gorros, bufandas, chaquetas, zapatos, etc.) que no afectarán a vuestras estadísticas pero sí cambiarán vuestra apariencia física. La mayoría de ellos se encuentran en interiores de casas y edificios pero también los dejarán caer enemigos y, sobre todo, os los darán aquellos transeúntes que os pidan un botiquín, refresco o barrita energética a cambio. Si lo vuestro es tener un gran fondo de armario, no dudéis en satisfacer las peticiones de los necesitados civiles.

Vender y despiezar, vender y despiezar

Es más que probable que terminéis cualquier misión o actividad secundaria con una cantidad decente de nuevos objetos. Muchos de ellos os servirán para mejorar vuestras estadísticas pero otros tantos no os serán útiles. El consejo aquí es que no os limitéis a vender o despiezar todo el equipo sobrante e intentad intercalar ambos procedimientos. Los créditos que otorgan las piezas de equipo más destacadas serán útiles para conseguir ciertos mods o armas únicas y, sobre todo, las piezas obtenidas serán el recurso principal para craftear nuevas armas y objetos. Además, si os sobran Telas de calidad verde (lo mismo pasa con el resto de “ingredientes”), por ejemplo, podréis utilizar cinco de ellas para optener una azul y así hasta llegar a las de calidad Suprema.

The Division 2

Los números pueden engañar

En el armamento predomina la estadística de DPS (daño por segundo) al igual que en las piezas de equipamiento se destaca la protección otorgada. Son puntos clave, evidentemente, pero cada una tiene unos atributos concretos (se pueden comprobar en la columna lado derecho de la pantalla) que quizá os hacen preferir una pieza "peor" a simple vista. Por ejemplo, quizá para tu estilo de juego es más útil tener una protección de pecho de 35 puntos de defensa que te otorgue un 10% de experiencia al matar enemigos que otra de 38 puntos que potencie una habilidad que no utilizas. Y lo mismo ocurre con las armas: intentad compararlas siempre sin modificaciones añadidas (pulsando R3 quitáis automáticamente todos los accesorios) para ver sus números de daño reales y poder elegir qué es lo que más os conviene.

Cada vendedor es un mundo

Son muchos los juegos en los que todos los vendedores, sin importar la distancia entre ellos, comparten un mismo stock de items. En The Division, nuestra base de operaciones, cada piso franco y los puntos de venta de la Zona Oscura ofrecen distintos objetos: atento a las distintas armas y modificadores de cada uno.

The Division 4

Recompensas

Es probable que, ya sea por logros de Ubisoft Club, haber jugado las dos fases beta o haber comprado la Edición Gold, tengáis algún que otro traje o arma como recompensa. Tened en cuenta que no podréis haceros con ellas hasta haber alcanzado la base de operaciones y que la inmensa mayoría de armas y accesorios son de nivel 4. Además, aquel que os las dará está un tanto escondido: el 'Vendedor de recompensas' (sí, el nombre puede llevar a engaño) se encuentra justo al lado de las escaleras por las que se sube a la segunda planta de nuestra base de operaciones. En el minimapa se ve reflejado como un sobre naranja.

Más de: THE DIVISION, UBISOFT

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)