Sonos es una de las compañías más respetadas en la nueva era del hardware musical conectado. Pero ser respetadas y reconocidas no es suficiente en un mercado tan atomizado y tan dependiente en términos de servicio de terceros. Pero ello, Sonos ha anunciado que va recortar personal en una estrategia de reestructuración, con la que la compañía busca posicionar su marca más hacia el streaming musical y el control por voz que haca el Hi-Fi puro y duro.

En la entrada en su blog en la que el CEO expone esta nueva visión de futuro para la compañía, no se dan detalles de cómo se van a enfrentar a esta nueva etapa del streaming lejos de los sistemas Hi-Fi conectados que convirtieron a la compañía en un referente en el sector.

Hoy en día, todo el ecosistema de la música está en transición -en última instancia, para mejor- y también Sonos. Tenemos una buena idea de cómo va a evolucionar con el tiempo, y nunca hemos sido más optimistas sobre lo que significa para los aficionados a la música. Estamos tomando la decisión de aumentar sustancialmente y con confianza nuestra inversión en el futuro de la música.

Lo primero en el corto plazo es reducir costes fijos para hacer frente a esta nuevas inversiones sin especificar, por lo que la compañía ha anunciado una disminución de staff, aunque no explica cómo resultará en números. Es interesante que el propio CEO de Sonos al hablar de sus empleados ha apuntado lo que les gusta a la compañía el concepto de Alexa, Echo y el sistema de control por voz de Amazon, por lo que no nos extrañaría que los tiros fueran por esa línea.

Sonos ha presentado recientemente nuevo hardware, y sigen potenciando sus servicios de streaming compatibles con Spotify, Apple Music, SoundCloud, etc... pero ahora mismo se desconoce cual será el giro que tiene pensado su CEO para, en sus propias palabras, aumentar sustancialmente y con confianza nuestra inversión en el futuro de la música.

Sea como sea, lo cierto para una compañía con esa base de mercado es muy difícil pilotar lo suficientemente rápido para no provocar la espantada de sus usuarios ahora que el futuro de su hardware está en entre dicho, y tanta llamada de calma a sus accionistas e inversores no suena nada bien.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)