No, Apple, ResearchKit no ha impulsado el mayor estudio sobre párkinson
Kaspars Grinvalds | Shutterstock

El evento de Apple, en el que los de Cupertino se han saltado su propio guión presentando el iPhone SE, ha dejado también espacio para la salud. La compañía de Tim Cook ha presentado los avances logrados con ResearchKit, el proyecto de código abierto anunciado el año pasado con el que Apple entraba de lleno en la investigación biomédica.

ResearchKit es un entorno de software de código abierto, mediante el que los científicos y los desarrolladores pueden unir sus fuerzas para crear aplicaciones específicas para cada estudio clínico. En abril del año pasado se presentaban las primeras apps para investigar problemas como el asma, el cáncer de mama, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el párkinson. Meses después, Apple anunciaba que la plataforma también ayudaría a estudiar el autismo, la epilepsia y el melanoma en colaboración con científicos de la Universidad de Duke o de la Universidad Johns Hopkins.

Primeros resultados de ResearchKit... y CareKit

La gran ventaja de ResearchKit se basaba en transformar el iPhone en una herramienta clave de la investigación clínica. Y a tenor de los resultados hoy presentados, parece que funciona. Apple ha comentado que el proyecto de código abierto ha conseguido impulsar "el mayor estudio sobre párkinson de la historia". Los resultados del trabajo sobre párkinson, obtenidos gracias a la aplicación mPower, fueron publicados en la revista Scientific Data hace solo unos días. Gracias al uso de ResearchKit, el estudio reclutó a más de 9.000 participantes.

El anuncio de la compañía, sin embargo, ha de matizarse. Y es que un ensayo impulsado en 2011 por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos contó con la colaboración de 33.000 personas para profundizar en el origen genético de esta enfermedad neurodegenerativa. A pesar de ello, no hay duda de que ResearchKit puede incrementar la participación activa de los usuarios y la recogida de datos por parte de los científicos.

ResearchKit

Según Jeff Williams, COO de Apple, "los investigadores médicos de todo el mundo siguen usando el iPhone para avanzar en los conocimientos sobre enfermedades complejas. Además, gracias a la constante colaboración de la comunidad de código abierto, las posibilidades del iPhone en la investigación médica son infinitas". Los de Cupertino también han dado a conocer diversos avances logrados gracias a este entorno de código abierto. En el caso de la diabetes, por ejemplo, ResearchKit ha ayudado a conocer varios subtipos en los que podría clasificarse la enfermedad.

La colaboración con la compañía 23andMe también ha permitido incluir datos genéticos en los estudios, que ayudan a profundizar en la comprensión sobre la depresión postparto, el asma o las enfermedades cardiovasculares. Los resultados de estas investigaciones no han sido todavía publicados en ninguna revista científica, por lo que deben tomarse con cautela.

ResearchKit

En línea con esta plataforma, Apple también ha presentado CareKit, un entorno de software diseñado para que los usuarios puedan gestionar de forma activa sus propias dolencias médicas con ayuda de los desarrolladores. De este modo los pacientes podrán controlar sus tratamientos, supervisar sus síntomas y compartir información de manera directa con los profesionales médicos.

Estas posibilidades permiten al usuario realizar un seguimiento más activo de su estado de salud. Los primeros cuatro módulos de CareKit servirán para vigilar sus planes médicos individuales (Care Card), registrar sus síntomas (Symptom and Measurement Tracker), monitorizar los efectos de las terapias en relación a las dolencias (Insight Dashboard) y facilitar el intercambio de información con médicos y familiares (Connect). Los de Cupertino ya han anunciado la colaboración de entidades como Texas Medical Center o startups como Glow, Inc. para facilitar la implementación de CareKit, de manera similar a lo que ocurrió con ResearchKit el año pasado.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)