Sabíamos que la impresión 3D iba a cambiar nuestros hogares. En cuanto se hiciera suficientemente barata y llegara muchas más familias, cambiaría cómo hacemos nuestras figuritas, nuestros repuestos. Una impresora 3D en cada casa cambiará tanto como una impresora tradicional cambió nuestras vidas, la posibilidad de tener en papel lo que quisiéramos fue revolucionario. Ahora toca el turno para hacer realidad modelos de plástico.

Con OLO, parece que el momento ha llegado. El proyecto en Kickstarter se define como la “primer impresora 3D portátil” y se enfoca a profesionales y usuarios casuales.

Además de la impresora, desde OLO3D están desarrollando un software para smartphone que permite sacar múltiples fotografías de un objeto para obtener el modelo 3D e imprimirlo. Esto hará extremadamente sencillo utilizarla en el día a día. El límite es nuestra imaginación.

Lleva casi año y medio en desarrollo, y funciona con unos botes de resina que va dando forma capa a capa, y que estarán disponibles a la venta online. Las resinas es donde está la verdadera revolución. La resina se endurece donde detecta luz, y la pantalla de nuestro smartphone será la que le indicará paso a paso los lugares donde endurecerse. Tras completar cada paso, el OLO 3D elevará ligeramente la resina solidificada para dejar lugar a la que se solidificará debajo.

En Kickstarter el modelo Básico ya se ha agotado, pero puedes encontrar uno con botes de resina de varios colores de regalo por $119. El equipo de desarrollo planea enviarlos durante junio de 2016.

Más de: IMPRESION 3D, OLO

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)