Fundador de Oculus: “daremos soporte a Mac cuando Apple saque un buen ordenador”
Palmer Luckey, fundador de Oculus.

Palmer habló en un evento reciente de Xbox sobre su kit de realidad virtual y por qué no soportaba Linux u OS X. El problema con Mac está claro: hay una base de usuarios interesada en la tecnología, pero Apple no tienen ningún ordenador que cumpla los requisitos.

El problema y la polémica desatacada es por la frase y su falta de contexto. Apple es famosa por hacer los mejores ordenadores, o ese es su objetivo y la apreciación del público general, que se pueden comprar: desde el iPhone al Mac. Los ordenadores Mac están en las escuelas, empresas, organizaciones gubernamentales, series de televisión y en millones de hogares. Son, en general, buenos ordenadores: famosos por ser livianos, la calidad de sus pantallas, acabados y sistema operativo. Lo que debió haber dicho Palmer Luckey, que luego matizó, es que Apple no tiene ningún ordenador que sea apto para ofrecer una experiencia de realidad virtual óptima debido a que la compañía no da prioridad a las tarjetas gráficas de alta gama.

Los ordenadores de Apple, aunque fuese pioneros en la década de los ochenta en el desarrollo de videojuegos (Apple II), no están hechos para jugar por dos factores claros: el dominio total de Windows y DirectX y un público objetivo, para Apple, que no son los jugadores. Nadie compra un Macbook como máquina para jugar.

Este nuevo mercado, abierto por Oculus, HTC y Samsung, es "realmente atractivo y tiene algunas aplicaciones interesantes." dijo Tim Cook, consejero delegado de Apple. Podríamos imaginar contenido en realidad virtual o incluso soporte a algún tipo de visor para el iPhone con las Gear VR, pero la compañía, famosa por su ecosistema, no podría ofrecer herramientas de desarrollo y prueba para este menester en sus ordenadores Mac. Ni el mejor de sus equipos, el Mac Pro más caro, cumple con los requisitos para el correcto funcionamiento de los mejores kit de realidad virtual.

Para Apple el problema será medir el alcance y la adopción de la realidad virtual para profesionales y consumidores. Los Macbook no pueden incorporar tarjetas gráficas enormes como la GTX 970, ni el iMac puede hacerlo. Ordenadores iMac destinados a jugadores con tarjetas gráficas de cientos de dólares y más de 30cm de largo no tienen cabida en el portfolio de Apple, pero no parece buena idea que los Mac Pro del futuro no permitan probar y trabajar con una de las tecnologías más apasionantes de la próxima década. El Mac Pro actual fue diseñado mucho antes de que las Oculus Rift salieran a la venta y su GPU es potente para el entorno profesional, no para jugar/realidad virtual.

Apple nunca da el salto la primera y, de momento, la realidad virtual son juguetes para ricos. Eso sí, con un gran potencial para usuarios y empresas.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)