Muchos conocerán Replay, la compañía detrás de la digitalización de eventos deportivos que tanto les gusta a las compañías usar para demostrar el potencial de la realidad virtual, ampliada, o de la información enriquecida en tiempo real en la pantalla, y de las cámaras que rodean los estadios para sacar las mejores imágenes, que ya son bastante comunes en el baseball y en el basket en los Estados Unidos, y que además es famosas por el sistema FreeD utilizado durante el All-Star de la NBA esta última edición

La tecnología utilizada en el All-Star era espectacular, y todos la querían para sus eventosEl interés de Intel, más allá de la tecnología propia y la imagen de Replay, está la importancia que freeD puede tener para el futuro de las retransmisiones deportivas, y sobre todo, para la digitalización de contenido que puede ser el primer paso para realidad aumentada a la hora de ver eventos deportivos, un primer paso a lo que Microsoft mostraba, junto con la NFL, con HoloLens.

Precisamente, como bien expone Intel en la entrada a su blog que comenta la compra, la compañía está especialmente interesada en re-inventar la forma de consumir e interactuar con los medios de comunicación y eventos deportivos, algo que puede ser especialmente relevante ahora que la televisión por internet está poco a poco desplazando a la tradicional, y en la que, lógicamente, se busca un valor añadido que vaya mucho más allá que la mera retransmisión deportiva.

La compra de Replay puede ser un paso muy interesante para un gigante como Intel, sabiendo además que, con el auge de la TV premium este tipo de servicio y tecnologías son las que hacen atractivo el sobrecoste por parte de los usuarios.

Más de: INTEL, NBA, REPLAY, TV

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)