El PSOE olvida la propiedad intelectual en su ofrecimiento de pacto a la izquierda
PSOE (Flickr)

Tras el acuerdo alcanzado con Ciudadanos, el PSOE ha presentado hoy su "ofrecimiento a las demás formaciones políticas progresistas y de izquierdas", tal y como recoge en su página web. El partido de Pedro Sánchez inicia así una carrera a contrarreloj para tratar de contar con el voto a favor o la abstención del resto de grupos, con el objetivo de evitar que la investidura resulte fallida.

El "no" anunciado por Podemos ante la alianza entre Sánchez y Albert Rivera, junto con el voto en contra del Partido Popular, harán que, previsiblemente y a menos que haya una sorpresa de última hora, la votación para investir a Pedro Sánchez sea un fracaso. La suma del PSOE (90 diputados) y de Ciudadanos (40 escaños) resulta insuficiente para alcanzar la mayoría simple.

Un pacto que obviaba el verdadero problema

Para evitarlo, los socialistas han presentado hoy cinco documentos diferentes mostrando las "medidas programáticas compartidas" entre el PSOE y Podemos, Izquierda Unida-Unidad Popular, Compromís, En Marea y En Comú-Podem, con el fin de convencerles de que se abstengan o voten a favor de Pedro Sánchez. Los informes presentados, sin embargo, olvidan mencionar propuestas concretas en relación a la propiedad intelectual.PSOE y Ciudadanos pactaron reforzar la "Ley Sinde", una medida diametralmente opuesta a las promesas realizadas por Izquierda Unida y las alianzas de Podemos

La razón no es otra que la postura adoptada por el PSOE y Ciudadanos en su pacto, en el que reforzaban la conocida como "Ley Sinde". Ambas formaciones acordaron reformar la Ley de Propiedad Intelectual, con medidas como el establecimiento de una fiscalía especializada, la adopción del canon digital mediante la modificación de los artículos 25 y 31.2 del TRLPI o la apuesta por la vía administrativa para la lucha contra la piratería.

Medidas que, por otro lado, han sido muy criticadas por los juristas especializados en propiedad intelectual. En ese sentido, Sergio Carrasco, presidente de la Asociación Derecho en Red, comentaba a Hipertextual que el acuerdo no se centraba en el verdadero problema: "la necesidad de promocionar nuevas vías de negocio". El abogado también señalaba que el pacto entre PSOE y Ciudadanos volvía a "utilizar como base el falso mantra de que el autor se encuentra desprotegido". La alianza entre las formaciones de Pedro Sánchez y Albert Rivera se situaba en una perspectiva diametralmente opuesta a la planteada por otros partidos:

  • Izquierda Unida-Unidad Popular: el grupo de Alberto Garzón incluía en su programa electoral la derogación de la Ley de Propiedad Intelectual. IU prometía que la nueva legislación debía eliminar "el actual modelo de recaudación de derechos mediante entidades de gestión privadas", creando una entidad pública de gestión estatal "cuyo objetivo sea el de dar el servicio adecuado y no el lucro". IU también rechazaba el canon digital y pedía el reconocimiento de las alternativas al copyright tradicional, tales como las licencias Creative Commons.

  • Podemos: la formación de Pablo Iglesias también abordaba en su programa la redacción de una nueva Ley de Propiedad Intelectual que "abandonara la actual vía, fundamentalmente punitiva, que se ha revelado ineficaz". Ese nuevo marco, según el partido, tendría como objetivo ampliar el concepto de copia privada, eliminar la "tasa Google", priorizar el software libre, posibilitar nuevos usos legales y gratuitos de obras protegidas en el ámbito de la enseñanza y la investigación y ampliar el concepto de cita. Podemos también proponía reformar el sistema de gestión de derechos por parte de las entidades y controlar sus tarifas.

  • Compromís: la alianza de la formación de Mónica Oltra incluía en su programa la "ampliación de los límites a los derechos de propiedad intelectual para promover los usos educativos y culturales sin ánimo de lucro", la promoción de nuevas entidades de gestión de los derechos o la revisión del concepto legal de autor.

  • En Marea: el grupo prometió una nueva Ley de Propiedad Intelectual, la aplicación del IVA cultural reducido -incluido en el pacto entre PSOE y Ciudadanos-, un estatuto profesional del sector o la internacionalización de las culturas.

  • En Comú Podem: en línea con las propuestas de la formación morada, el programa de esta alianza incluía la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que abordara la revisión del canon aplicado en bibliotecas (tanto el concepto como la financiación), el establecimiento del dominio público de todos los fondos en propiedad o en el depósito de las instituciones públicas y un plan de fomento de la cultura libre.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)