Parece que las tecnológicas han visto en la logística un filón de cara a seguir mejorando sus cuentas de resultados en el futuro. Amazon, como centro comercial online es pionero en esto del envío de producto, cruzando la barrera de la comercialización de productos que no perecen a la comercialización de productos frescos y con una fuerte presencia en el sector de los alimenticios online.

En este sentido, Google ha sido el último en sumarse al reparto de productos frescos en el mismo día, un nuevo paso de la compañía para intentar abarcar todas las necesidades diarias de los consumidores. De esta forma, la compañía empezará la entrega a los consumidores de bienes básicos como carne, huevos y otros productos perecederos en San Francisco y Los Ángeles como parte de Google Express y en asociación con algunos comercios minoristas locales.

Google se encarga de la distribución desde el punto de venta minoristaComo decía, Google entra ahora a jugar en el mismo terreno que Amazon, Instacart, Fresh Direct y Safeway, pero lo cierto es que es un negocio poco rentable que arroja márgenes del 2% en la venta de este tipo de alimentos con el nivel de costes que suponen este tipo de entregas.

Lo más interesante de todo es que Google parte de una fórmula distinta a la de Amazon o Fresh Direct, pues aunque estos mantienen almacenes refrigerados cerca de las ciudades, la compañía del buscador va a hacer entregas directamente desde los almacenes de sus socios minoristas existentes, quitando la necesidad de stockage de productos y la contabilización de mermas y pérdidas de los perecederos, amén del coste que supone la construcción de almacenes para este tipo de productos.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)