El pasado 17 de febrero Apple publicó una carta donde respondían a la petición de un juez de instalar una versión modificada de iOS para poder desbloquear un teléfono relacionado con un ataque terrorista dentro de Estados Unidos.

Dicha carta junto a la posición de la compañía frente a la defensa de la seguridad de sus clientes ha desatado reacciones de todo tipo no solo en el ámbito tecnológico, también en el ámbito político y social. ¿Cuáles son los límites del gobierno? ¿Dónde empiezan las libertades fundamentales de las personas? ¿Es esto una discusión de privacidad versus seguridad nacional?

Bajo este contexto, ABC News ha transmitido una entrevista de 30 minutos con Tim Cook donde el CEO de Apple tiene la oportunidad de explicar en detalle la posición de la empresa, sus razones para no colaborar con el FBI y poner en términos mucho más claros por qué consideran que jamás debería desarrollarse un backdoor en iOS.

Estos son algunos de los puntos claves de las declaraciones de Cook durante la entrevista, que me parece importante resaltar, no solo por la importancia frente a derechos civiles y fundamentales, sino en lo irónico que resulta que una compañía sea quien tenga que proteger nuestra seguridad y privacidad en contra de un gobierno:

  1. Esto no es acerca de un iPhone, esto es acerca del futuro y el peligro que representa que el gobierno obligue a una empresa a desarrollar un software que pone en peligro a millones de personas.
  2. Desarrollar este software sería equivalente a hacer cáncer.
  3. Si tuviéramos una forma de obtener la información sin poner en peligro a todos nuestros demás clientes, lo haríamos.
  4. Si un juez nos obliga a poner un backdoor en nuestro sistema operativo, pondrá a millones de personas en peligro.
  5. Si cedemos y desarrollamos el sistema operativo modificado para este iPhone en particular, es cuestión de tiempo para que nos pidan acceso a más. De hecho ya está pasando.
  6. Este no es un debate de privacidad versus seguridad nacional. Esto es un debate sobre vulnerar la seguridad pública.
  7. Nadie quiere una llave maestra. Aún cuando le confiaras la posición de la llave a la persona en la que más confías, esta podría ser robada.
  8. La tecnología es capaz de conseguir cosas maravillosas, pero hay cosas que la tecnología simplemente no debería ser capaz de hacer y la única forma de garantizar que no suceda es no construyendo o desarrollando ese tipo de tecnología.
  9. Si retiramos las garantías ofrecidas por el cifrado de datos a nuestros clientes las personas buenas serán afectadas. Los malos ganan porque lo buscarán en otro lado, y lo conseguirán.
  10. No existen los backdoors solo para gente buena. Una vez que existe, los malos lo encontrarán y lo usarán.

Una defensa tan fuerte y clara a las libertades fundamentales de las personas deberían venir de nuestros gobiernos. Dicho eso, sorprende que otras grandes tecnológicas aún no hayan terminado de posicionarse del lado de Cook. Esto va mucho más allá de competencias corporativas, es acerca de principios, es un deber cívico.

Más de: APPLE, FBI, TIM COOK

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)